Salgado dice que las medidas de estímulo se mantendrán al menos hasta 2011

  • La vicepresidenta económica apunta que actuaciones como las destinadas a facilitar el crédito seguirán el tiempo que sea necesario.

Comentarios 1

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, admite que el Ejecutivo tendrá que ir retirando las medidas de estímulo ante la crisis para reducir el déficit público, si bien se compromete a que dichas actuaciones para ayudar al crecimiento "no se abandonarán del todo al menos hasta 2011".

Salgado aseguró además que habrá algunas medidas que se tendrán que mantener el tiempo que sea necesario, en concreto las dirigidas a facilitar el crédito, que continuarán vigentes mientras éste "no fluya con normalidad, y todavía no lo hace". Además reconoció que a partir de ahora el Gobierno tendrá que ser "muy selectivo" con las medidas de estímulo, que se deben ir retirando para avanzar en la consolidación fiscal y cumplir con el compromiso de reducir el déficit público a menos del 3% en 2013.

Pese a todo, reconoció que el déficit previsto para 2009 -del 9,5% del PIB para el conjunto de las Administraciones y del 8,1% para el Estado- puede haberse desviado ligeramente al alza porque ha habido decisiones de gasto posteriores a esta previsión, como la ayuda de 420 euros para desempleados sin cobertura.

La ministra de Economía y Hacienda admitió que el año que ahora empieza será todavía "difícil", pero también "el de la recuperación", y no descartó que la evolución del Producto Interior Bruto sea mejor de la prevista hasta ahora por el Ejecutivo, de una caída del 0,3%. Añadió que "ya hay señales" que apuntan a esa recuperación, entre ellas las que vienen del mercado laboral, y en este sentido aseguró que aunque el paro ha vuelto a crecer en diciembre lo ha hecho en "mucha menor medida" que en el mismo mes del año anterior.

Las cifras de diciembre serán "muy distintas" a las del mismo mes de 2008 -en que hubo casi 140.000 desempleados más- según la ministra, quien se mostró convencida de que la temida cifra de cinco millones de parados "no se alcanzará".

Para que se vuelva a crear empleo habrá que esperar al segundo semestre del año, según los cálculos de Salgado, que también advirtió de que se tratará de cifras de generación de puestos de trabajo "todavía muy modestas" y en un contexto en el que el Gobierno deberá seguir prestando atención a los desempleados, así como tomando medidas para combatir el aumento del paro.

Ahora la economía está cada vez más cerca de la recuperación y para este año 2010 la ministra asegura que todos los trimestres registrarán una evolución positiva, aunque el cómputo global del año pueda ser de caída. Se trata, admitió, de un dato difícil de explicar, porque la previsión oficial de una caída del 0,3% se hace con la media de las tasas interanuales, y aunque el resultado sea negativo no se contradice con que haya crecimientos trimestrales. La citada previsión sigue siendo "realista" según la ministra, quien señaló que el Gobierno no cambiará sus estimaciones macroeconómicas "hasta no tener al menos los datos del primer trimestre de este año".

Salgado insiste en restar importancia al resultado del cuarto trimestre de 2009 -unos analistas auguran ya crecimiento trimestral y otros creen que seguirá habiendo caída-, si bien admite que con los datos de que dispone parece que el PIB ha estado más cerca de un "pequeño" retroceso, aunque sólo sea de una décima, que de una subida en la misma proporción.

Salgado volvió a defender medidas impopulares como la subida de impuestos, y aseguró que el Gobierno eligió el "momento óptimo" para adoptarla. La economía también estará preparada en su opinión para la subida del IVA en julio y el consumo "no tiene por qué retraerse" cuando entre en vigor esta medida. Recordó que el ahorro sigue creciendo y eso supone que habrá "un mayor margen para el consumo", además de que los precios están "moderados" y también los tipos de interés, para los que el Gobierno no espera "grandes cambios" durante este año. Asimismo subrayó que la repercusión de la subida del IVA en los precios "nunca es del cien por cien".

Elena Salgado apuntó que el deseado "cambio de ritmo" en la lucha contra la crisis con el que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, justificó su nombramiento en sustitución de Pedro Solbes, sí se ha producido, aunque admitió que fue Solbes el que soportó el peor momento de esta recesión, el primer trimestre de 2009. En cualquier caso, en el resto de 2009 también ha habido "momentos malos y creo que hemos sido capaces de contener los efectos de la crisis, y en ese sentido sí se ha dado otro ritmo", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios