El Plan 2000E aumenta las ventas de coches un 39,3% en abril y un 43,2% en el primer cuatrimestre

  • Las asociaciones de fabricantes y vendedores advierten de que la retirada del Plan podría llevar a que 2010 fuera peor que 2009.

Las ventas de coches registraron un importante incremento en los primeros meses de 2010 respecto al pasado gracias al Plan 2000E, pero este año podría acabar con caídas más pronunciadas que 2009 si no se renueva. En concreto, las matriculaciones de automóviles alcanzaron 93.637 unidades durante el pasado mes de abril, lo que supone un incremento del 39,3 por ciento respecto al mismo mes de 2009. De esta forma, las compraventas de coches acumulan ocho meses consecutivos al alza. Las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam) informaron de que en los cuatro primeros meses del año las ventas de turismos y todoterrenos se elevaron a 379.804, lo que supone un incremento del 43,2 por ciento en comparación con el mismo período del ejercicio anterior, pero advirtieron del riesgo de no renovar el Plan 2000E. 

El crecimiento de las matriculaciones tanto en abril como en el primer cuatrimestre del ejercicio se explica principalmente por el efecto positivo de las ayudas del Plan 2000E. En ese sentido, Anfac y Ganvam advirtieron de que si el programa no se renueva, el mercado podría caer en 2010 por debajo de los niveles de 2009. 

Las dos patronales calificaron de "positivos" los resultados de ventas correspondientes a abril, y destacaron que en los últimos doce meses, gracias al Plan 2000E que se puso en marcha en mayo de 2009, se han matriculado más de un millón de unidades (1,067 millones de automóviles), con un crecimiento del 17,4 por ciento. 

Las organizaciones indicaron que "todavía hay margen para que los consumidores acudan al concesionario y aprovechen el Plan 2000E". No obstante, advierten de que la "cercana" finalización del mismo y el contexto de debilidad económica harían necesaria una prolongación de este programa, que está teniendo efectos positivos en el mercado, en la producción, en el empleo y en las arcas públicas. 

"De no ampliarse este medida, el mercado de turismos para 2010 podría quedar por debajo de las cifras del año pasado", advierten las asociaciones de fabricantes y vendedores. 

Por canales de comercialización, las ventas a particulares crecieron un 47,6 por ciento en abril y un 41,7 por ciento en el primer cuatrimestre. Por su parte, las compras por parte de alquiladores se dispararon un 53,8 por ciento en abril y un 101,2 por ciento en los cuatro primeros meses, mientras que las adquisiciones de empresas no alquiladoras subieron un 11,7 por ciento en el mes y un 20,8 por ciento en el acumulado del año. 

Todos los segmentos, salvo el lujo

Las ventas de coches crecieron en abril en todos los segmentos, a excepción del de turismos de lujo, que experimentó un retroceso del 33,8 por ciento, del de todoterrenos de lujo (-24,3 por ciento), del ejecutivo (-8,8 por ciento), y del deportivo (-4,1 por ciento). El mayor crecimiento fue para los todoterrenos grandes, que experimentaron una progresión del 76,4 por ciento. 

Las matriculaciones aumentaron además en abril en todas las comunidades autónomas, salvo en Navarra, donde se registró un retroceso del 9,5 por ciento. El 71 por ciento de los coches comercializados en abril estaba equipado como motor diésel, frente a la cuota del 29 por ciento para los de gasolina. En el primer cuatrimestre, la proporción es del 70 por ciento para el diésel y del 30 por ciento para la gasolina. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios