Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

PSOE y PP usan la etapa de Bueno Lidón en El Monte como arma arrojadiza

  • Chaves valora las medidas adoptadas y Arenas exige responsabilidades a la Junta y la apertura de una investigación

Comentarios 2

Las operaciones anómalas detectadas por el Banco de España en El Monte y las denuncias interpuesta por Cajasol contra su ex presidente José María Buena Lidón -por la vía civil y ante la Fiscalía Anticorrupción- se han convertido en una nueva arma de división entre partidos de cara a la campaña electoral. El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, pidió ayer responsabilidades al presidente del Gobierno autonómico, Manuel Chaves, por el "escándalo monumental" que se ha desatado en torno a la gestión de Bueno Lidón, una persona que era "de su máxima confianza".

El dirigente popular pidió, en este sentido, la apertura de una investigación "a fondo", y vinculó lo ocurrido en El Monte con "la politización partidista" que han hecho "el PSOE y Chaves" de las cajas de ahorros. Por este motivo, anunció que, si gana las elecciones, promoverá una reforma de la actual Ley de Cajas para evitar que se conviertan en "chiringuitos, apéndices o sedes paralelas de ningún partido político".

El presidente de la Junta, por su parte, tachó de "absurdo" y de "frivolidad el echar piedras al tejado del vecino" y valoró las medidas adoptadas por Cajasol, que persiguen "dar seguridad a los ahorradores". En su opinión, la entidad que preside Antonio Pulido "está obligada a mostrar transparencia y defender los intereses de sus ahorradores, y lo está cumpliendo". Asimismo, subrayó que en las cajas "siempre ha habido consenso de los partidos para el nombramiento de los consejos de administración".

La filtración a los medios de las anomalías señaladas y de las denuncias contra Bueno Lidón y otros directivos de su etapa en El Monte han cogido por sorpresa a los órganos de decisión de la actual Cajasol. Fuentes del consejo de administración insistieron ayer en la confidencialidad de estas informaciones y en el malestar que existe, porque "el único interés que hay detrás de esas filtraciones es el de hacer daño a la entidad". Las mismas fuentes indicaron que "todo el consejo está a una respaldando las medidas adoptadas", por lo que dudaron de que la información haya salido de alguno de los miembros del consejo. "Nos sentimos atacados injustamente", pero "no estamos preocupados, porque tenemos todos los deberes hechos", añadieron.

Por otra parte, el portavoz del PP en el Congreso y número cuatro por Madrid en las listas de este partido, Eduardo Zaplana, aseguró que algunas entidades financieras españolas, bancos y cajas de ahorros que eludió identificar, atraviesan dificultades económicas en estos momentos, y acusó al Gobierno socialista de vender una realidad económica distinta a la actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios