Nilefos despide a su plantilla en Huelva

  • La crisis de Fertiberia arrastra a la antigua Rhodia, donde trabajan 200 personas

La empresa Nilefos Química -antigua Rhodia- presentó ayer ante la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía en Huelva un expediente de extinción de contrato a toda la plantilla, compuesta por casi doscientas personas (118 directos y otros 80 indirectos). Esta decisión supone el cierre inmediato de las instalaciones que posee en la Avenida Francisco Montenegro de la capital onubense, zona industrial conocida como el Polo Químico de Huelva.

Los sindicatos UGT y CCOO criticaron la actuación secretista de la compañía. "Nos ha engañado", aseguraron fuentes sindicales, pues hace unos meses se garantizó la actividad laboral e incluso se procedió a realizar nuevas contrataciones y por ello, considera que "todas las acciones de movilización y protesta que se adopten por parte de los trabajadores se la merecen". Francisco Carbonero, secretario general de CCOO en Andalucía, añadió que Huelva "necesita un compromiso de los gobiernos central y autonómico, como máximos responsables de las competencias en esta materia, y del Ayuntamiento de la capital para buscar el espacio necesario para proyectar a Huelva como atractivo para desarrollar una industria sostenible, limpia y de futuro", por lo que destacó que "una mala imagen de polémica sobre la industria no es la mejor forma de atraer a inversores".

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Justo Mañas, mostró su apoyo a los trabajadores de la compañía y recordó que "todas las empresas están obligadas a cumplir con la legislación española vigente" y garantizó, entonces, que las administraciones "velarán por el cumplimiento estricto de la normativa".

Esta crisis, que se ha desatado a menos de un mes de las elecciones legislativas y autonómicas, deriva de la de Fertiberia, otra de las empresas ubicadas en el Polo. Esta compañía, que produce fertilizantes y forma parte del Grupo Villar Mir, tiene prohibido desde julio pasado por sentencia de la Audiencia Nacional el vertido de parte de los residuos de su proceso productivo (fosfoyesos) a unas balsas acondicionadas en la orilla del río Tinto.

Fertiberia nutre con otro tipo de sus residuos de materia prima tanto a Nilefos como a Foret, por lo que la crisis de la primera ya aventuró dificultades para las otras dos. En cualquier caso, el productor de fertilizantes ha solicitado un plazo de diez años para cumplir la sentencia y poder cesar la producción, por lo que la solución definitiva para estas tres plantas no está aún clara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios