Industria destinará 20 millones a difundir la marca de España en el exterior

  • El plan, que se apoyará en firmas de renombre para potenciar la imagen del país, arrancará en breve en EEUU

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció ayer la puesta en marcha del plan Made in Spain, con una inversión de 20 millones de euros, con el que quiere potenciar la imagen de España en el exterior a través de marcas nacionales de renombre.

Durante su intervención en el Foro de Marcas Renombradas Españolas celebrado en la Ciudad Financiera del Santander, en Boadilla (Madrid), Sebastián calificó el proyecto de "ambicioso e integrador" y aseguró que busca coordinar las iniciativas del sector público y privado para colocar a España "en el lugar que corresponde".

El proyecto, que se desarrollará a través del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), supondrá una inversión de 20 millones de euros y arrancará "próximamente" con un proyecto piloto en EEUU, por ser ésta la primera economía mundial y absorber el 18% de las exportaciones mundiales.

En este sentido, Sebastián señaló la necesidad del proyecto ya que, a pesar de que España es el cuarto inversor extranjero en EEUU -con 10.000 millones de euros en 2007, diez veces más que en 2004-, "los productos españoles siguen sin ser asociados con la calidad".

Para fomentar esta asociación, el proyecto contempla cuatro líneas de actuación que promocionarán los productos industriales y tecnológicos, el área gastronómica, los bienes de consumo y el español como recurso económico para las empresas.

Sebastián aseguró que "las oportunidades políticas y del tipo de cambio (dólar-euro) que se presentan" en EEUU son "motivos suficientes" para poner en marcha el proyecto. "En una época de acelerada integración económica, una imagen de marca positiva es fuente de riqueza y ayuda a mejorar la competitividad a nivel internacional", concluyó.

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, destacó, por su parte, que el papel del Foro de Marcas Renombradas Españolas de impulsar la imagen de las empresas españolas en el extranjero, es una tarea "fundamental" en la que "todos tenemos que colaborar", ya que la marca es "un activo estratégico", "como sabemos muy bien en el Santander".

Botín puso como ejemplo que cuando el Grupo Santander adquirió la entidad británica Abbey National, en 2005, "se nos veía con escepticismo" en el Reino Unido, e incluso se llegó a publicar que el Abbey lo había comprado un banco "del lado equivocado de los Pirineos", y ahora "somos un banco puntero".

En opinión de Botín, con la marca de España se debe transmitir nuestra nueva realidad social y cultural, "la de un país líder donde conviene estar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios