El Gobierno sustituirá la CNMV por un organismo con más competencias

  • La nueva Comisión Nacional de Servicios Financieros vigilará no sólo a inversores, sino también a ahorradores y asegurados

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, anunció ayer la creación de una Comisión Nacional de Servicios Financieros, que asumirá y ampliará las funciones actuales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), organismo que desaparecerá en este nuevo esquema.

El ministro concretó que la nueva comisión se centrará en vigilar el correcto funcionamiento y la transparencia de los mercados financieros, mediante la supervisión de la conducta de los intermediarios en su relación no sólo con los inversores -como hasta ahora-, sino también con los ahorradores, asegurados y, en general, todos los consumidores de servicios financieros.

Solbes adelantó que las conversaciones con los sectores implicados en este nuevo sistema de supervisión financiera comenzarán en los próximos meses, al tiempo que consideró que se tratará de un proceso de renovación "riguroso" que permitirá asegurar un sistema "permanente y equiparable" a los de las mejores economías del mundo.

La creación de esta nueva comisión se enmarca en la iniciativa que anunció Solbes durante la primera Comisión Económica de la Legislatura -celebrada el día 8-, que pasa por reordenar las competencias en materia de supervisión e inspección del sistema financiero español para mejorar la vigilancia de la solvencia y competitividad de los intermediarios financieros.

Durante la comisión, Solbes explicó que la reordenación consistiría en aplicar el modelo del doble regulador que existe en otros países, "el famoso Twin Peaks", que en España estaría fundamentalmente vinculado al Banco de España y a una nueva CNMV.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende separar la supervisión de la solvencia de las entidades de la de los comportamientos y la transparencia de las prácticas en los mercados en los que actúan.

Así, el Banco de España se encargará de todo lo relacionado con la supervisión de riesgos de solvencia de todas las entidades financieras -no sólo de bancos y cajas, sino también de aseguradoras e instituciones de inversión-, mientras que el nuevo organismo vigilará el correcto funcionamiento y la transparencia de los mercados financieros.

Con todo, la Comisión Nacional de Servicios Financieros y el Banco de España asumirán en exclusiva las competencias de supervisión, que hasta ahora la autoridad monetaria compartía con la CNMV -presidida por Julio Segura- y la Dirección General de Seguros. Ésta se quedará sólo con funciones de regulación, según explicaron fuentes del Ministerio de Economía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios