Eurogrúas: levantando el país de norte a sur

  • El grupo algecireño lleva desde 2006 en Marruecos y cada año duplica o triplica su facturación

El vínculo del grupo Eurogrúas con Marruecos viene de largo, bien a través de su empresa en Ceuta o por el negocio de exportación temporal de equipos de elevación. Hace seis años hizo una primera incursión en el mercado marroquí, pero no fue hasta 2006 cuando definitivamente inició su actividad al otro lado del Estrecho.

Los empresarios algecireños arrancaron con una inversión de un millón de euros y este año han alcanzado los seis (1.000 millones de pesetas). Tienen ya cuarenta trabajadores en plantilla, han ampliado su presencia en el país y cuentan con tres sedes -en Tánger, Casablanca y Agadir-, además de tener en proyecto otros dos nuevos emplazamientos de cara a 2009 ó 2010. Una expansión meteórica que no es más que el reflejo del crecimiento que ha experimentado el negocio. Desde su implantación, la facturación de Eurogrúas en Marruecos se ha duplicado e, incluso, triplicado a cada golpe de calendario. En concreto, este 2008 prevé multiplicar por tres los ingresos del año pasado, según explicó el director de la compañía en el país vecino, José Antonio Moreno, un firme creyente en el potencial del desarrollo norteafricano. "Es un mercado totalmente emergente, aún están empezando y hay un montón de oportunidades", subraya este emprendedor que hace tiempo que cambió el coche por el ferry y vive a caballo entre ambas orillas.

Y eso que, a su juicio, la mayor ventaja comparativa que ofrece Marruecos no es tanto el negocio interior, como la fabricación a gran escala de productos con destino internacional. Una reflexión extensiva al conjunto de la economía con la excepción del sector inmobiliario, donde los empresarios andaluces están encontrando un refugio a sus ganancias, ahora amenazadas, de los últimos años del boom español. "Hay muchos promotores e inversores inmobiliarios que están empezando ahora; se ven muchas perspectivas pero todavía no podemos saber cómo les irá al final".

La prudencia es lógica tratándose de un mercado nuevo, en desarrollo, en un entorno de inestabilidad económica mundial, y con virtudes y déficits propios y diferentes a los conocidos. Pero queda completamente superada al conocer el crecimiento del 9% que atraviesa el país. Ante esta evidencia, el empresario algecireño tiene clara su apuesta: "Si mantiene el nivel de crecimiento actual y la crisis en España sigue aumentando, Marruecos se igualará a España de aquí a cinco años". De hecho, Moreno pretende doblar la inversión de la compañía en el país en los próximos años e, incluso, utilizarlo como plataforma de lanzamiento hacia Angola, donde la empresa está pendiente de cerrar un "contrato importante".

La estrategia, según explica, es crear una especie de autoescuela para operarios de grúa con la que no sólo resolver la total falta de personal cualificado que padecen en Marruecos, sino también crear una cuna de trabajadores con posibilidad de movilidad hacia aquellos otros países africanos a los que llevarán su negocio de grúas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios