España fue el segundo mayor beneficiario del presupuesto comunitario en 2007

  • España recibió 13.600 millones de euros de la Unión Europea y se mantiene como primer receptor de fondos de cohesión y estructurales y segundo del presupuesto agrícola comunitario

España es el segundo país comunitario que más presupuesto comunitario recibió en 2007, por detrás de Francia, al recibir más de 13.600 millones de euros del presupuesto total de 114.000 millones de euros (el 12%), aunque dejó fondos sin utilizar por valor de 16,7 millones de euros. 

Por su parte, España aportó el año pasado a la Unión Europea 8.548 millones de euros de los 93.414 millones que recaudó de los Estados miembros el año pasado (el 9,2% del total), según refleja el informe sobre el presupuesto de la UE correspondiente a 2007, publicado hoy por la Comisión Europea.

Francia se coloca como primer receptor del presupuesto comunitario al absorber el 13% del presupuesto total. España y Alemania recibieron ambos el 12%, mientras que Italia, el cuarto que más recibió, obtuvo por su parte el 11% del total. Los cuatro países juntos absorben 50.500 millones del presupuesto comunitario total, el 47,9%.

En cambio, los países comunitarios que menos presupuesto recibieron son Malta y Chipre (0,1% cada uno); Estonia y Eslovenia (0,4%) y Bulgaria, Letonia, Lituania, Eslovaquia, Luxemburgo, Finlandia y Dinamarca (cada uno el 1%). Por su parte, Austria, Rumanía, Suecia, República Checa, Países Bajos, Irlanda y Hungría recibieron el 2%; Portugal el 4%, Bélgica el 5%; Reino Unido y Polonia el 7% y Grecia, por su parte, el 8%.

En cambio, los países que más fondos propios aportaron a la Unión Europea en 2007 son Alemania (18.583 millones de euros, el 19,9%); Francia (15.656 millones, el 16,8),  Italia (12.336 millones, el 13,2%) y Reino Unido (10.771 millones, el 11,5%). En el otro extremo, con menos aportaciones propias a la UE, se sitúan Malta (45 millones); Chipre (123 millones) y Estonia (139 millones).

De acuerdo con el informe presentado hoy por el Ejecutivo comunitario, el 92% de su presupuesto de 2007, equivalente a 113.950 millones de euros, fue distribuido entre los 27 Estados miembros (105.300 millones). El presupuesto restante fue destinado a financiar la asistencia comunitaria para la adhesión de los nuevos Estados y a sufragar la ayuda comunitaria al desarrollo.

La mayor partida del presupuesto comunitario (44%), equivalente a 53.700 millones de euros, se destinó en 2007 a fomentar el crecimiento y empleo sostenibles en la UE, un 13% más que en 2006. De ellos, 44.900 millones de euros financiaron los fondos de cohesión (programas de convergencia y de competitividad de las regiones) y la cooperación territorial en la UE, mientras que otros 8.800 millones costearon programas de investigación y desarrollo tecnológico, redes de transporte transeuropeas y la competitividad e innovación, entre otros.

La agricultura, el desarrollo rural y el Fondo Europeo de la Pesca se llevaron la segunda mayor partida del presupuesto comunitario en 2007, cuando la UE destinó  52.600 millones de euros, equivalentes al 43% del presupuesto comunitario total, a la preservación y gestión de los recursos naturales. De esta partida total, la agricultura se llevó el 79,6% de los recursos totales, el desarrollo rural el 18%, el 0,8% el Fondo Europeo de la Pesca y el 0,5% para preservar el medio ambiente a través del programa LIFE.

El resto del presupuesto comunitario financió políticas comunitarias relativas a la Ciudadanía, Libertades, Seguridad y Justicia (1% del presupuesto); promover a la UE como actor global (5%); gastos de administración (5,6%) y compensaciones (0,4%).


España, primer receptor de fondos estructurales

Como sucediera entre 2001 y 2006, España se coloca de nuevo en 2007 como el primer receptor de fondos de cohesión y estructurales comunitarios con 5.430 millones de euros (el 14,7% del total). En segundo y tercer lugar se colocan Grecia, con 4.590 millones (12,4%) e Italia, con 4.450 millones de euros (12%) y, en cuarto y quinto, Alemania y Polonia con 4.310 millones y 4.220 millones, respectivamente (11,7 y 11,4%). 

Por su parte, los que menos fondos de cohesión y estructurales reciben son Luxemburgo (10 millones), Chipre (30 millones), Malta (50 millones), Dinamarca (130 millones) y Bulgaria (140 millones).

Asimismo, España se coloca como el séptimo país comunitario que más presupuesto  comunitario recibió en 2007 para promover el crecimiento y empleo sostenibles con  300.000 millones de euros (5,4% del total), por detrás de Alemania (870.000 millones); Francia (720.000 millones; Bélgica (670.000 millones) Reino Unido e Italia  (640.000 millones) y Países Bajos (340.000 millones).   

En cambio, los países que menos presupuesto recibieron para impulsar el crecimiento y empleo en 2007 son Malta, Chipre, Estonia, Letonia, con 10 millón de euros cada uno, y Bulgaria con 20 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios