Colonial da tres puestos en el consejo a los bancos que entraron en su capital

  • Los nuevos consejeros son José María Sagardoy Llonis, José Zamorano Gómez y Manuel Fernando Menéndez López· Los tres tendrán carácter dominical y representarán a los siete bancos accionistas de Colonial

El consejo de administración de Colonial ha aprobado dar tres puestos al sindicato de bancos, formado por Banco Popular, 'La Caixa', Bancaja, Caixanova, Banco Pastor, Caja Duero y Caixa Galicia, que hace unas semanas tomó un 24% de su capital al quedarse con la mayor parte de la participación de Luis Portillo, hasta entonces primer accionista de la inmobiliaria, informó hoy la empresa.

Se trata de la segunda remodelación que sufre el máximo órgano de gestión de Colonial, tras la realizada en diciembre, cuando Mariano Miguel relevó en la presidencia a Portillo.

El máximo órgano de gestión de Colonial decidió también dar un puesto en el consejo a Global Cartera de Valores, sociedad de un conjunto de empresarios liderados por Domingo Díaz de Mera titular de un 7% de la empresa. Estará representada por el presidente del grupo Isolux Corsán, Luis Antonio Delso.

Este consejero y dos de los representantes de los bancos pasarán también a formar parte de la Comisión Ejecutiva del consejo de Colonial.

Por contra, salen de este máximo órgano de gestión los miembros afines o representantes de Luis Portillo, que ha visto reducida su participación en la empresa hasta el 5,1%. Se trata de Enrique Montero Gómez, Francisco José Molina Calle y Juan Ramírez Baltuille.

El nuevo consejo, integrado por 13 miembros, tendrá el reto de impulsar una inmobiliaria que cuenta con una importante cartera de edificios en alquiler en las mejores zonas de Madrid, Barcelona y París, pero que, por contra, también presenta problemas de liquidez y una devaluación en bolsa del 47,8% en lo que va de año.

En concreto, Colonial cerró 2007 con activos valorados en unos 13.000 millones de euros (incluyendo la participación del 15% que tiene como segundo máximo accionista de FCC), y una deuda de unos 9.000 millones de los que 6.409 millones de euros corresponden al préstamo suscrito con Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon para financiar sus últimas operaciones corporativas.

El plan de negocio de la inmobiliaria pasa por refinanciar dicha deuda y realizar desinversiones, entre las que destaca la venta de la participación del 84% que tiene en la patrimonialista francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL).

Colonial se dejó un 2% en la sesión de bolsa del martes, con lo que volvió a perder la cota de un euro por acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios