Blanco rechaza recolocar en otras aerolíneas a la plantilla de Air Comet

  • Marsans envía un auditor a Argentina tras el expediente por "anomalías" financieras

El ministro de Fomento, José Blanco, expresó ayer sus dudas acerca de la posibilidad de recolocar a los trabajadores de Air Comet en las aerolíneas que se queden con las rutas y activos de la empresa presidida por Gerardo Díaz Ferrán, ya que el resto de compañías están haciendo sus propios ajustes de plantilla como consecuencia de un crisis que afecta "singularmente" al sector aéreo. En una entrevista con Europa Press, Blanco respondía de esta forma a las reclamaciones de los empleados de Air Comet para que se les brinde una solución de este tipo, similar a la pactada en el caso de Air Madrid en 2006.

En este sentido, recalcó que la situación actual de las compañías aéreas "no tiene nada que ver con lo que ocurría hace años" y las aerolíneas están padeciendo en estos momentos las consecuencias de una crisis que les está perjudicando "de manera singular".

No obstante, el ministro resaltó su apoyo a los trabajadores de la compañía en un momento "de gran angustia" para ellos. "Deseamos lo mejor a los trabajadores, a los que hemos brindado algún espacio de diálogo, junto al Ministerio de Trabajo, para buscar las mejores respuestas. A mí me gustaría poder solucionar el problema de los trabajadores" insistió.

Blanco defendió la "actuación de emergencia" que su departamento llevo a cabo hace dos semanas para dar salida en "una fechas muy señaladas" a los pasajeros que se quedaron "colgados" por el cese de actividad de la aerolínea el pasado 21 de diciembre.

Los problemas de las empresas de Gerardo Díaz Ferrán no acaban en Air Comet. El Gobierno argentino ha abierto un expediente administrativo a la filial de Marsans en este país por la emisión de cheques sin fondos y por los impagos a sus empleados. Además, los acreedores han presentado tres solicitudes de quiebra en los juzgados. Por su parte, Marsans anunció ayer que enviará "urgentemente" un auditor para examinar "de primera mano" los problemas de su filial. En un comunicado, el grupo propiedad de Díaz Ferrán y de Gonzalo Pascual especificó que la filial es una compañía de gestión independiente. La apertura de este expediente se produce después del juicio iniciado en febrero de 2009 por el Gobierno argentino con la finalidad de expropiar a Marsans Aerolíneas Argentinas, que desde mediados de 2008 está controlada por el Estado argentino a raíz de su mala situación financiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios