Telecomunicaciones Un nuevo rey en el Silicon Valley estadounidense

Apple le disputa el trono a Google

  • El iPhone eleva el valor de la compañía de Steve Jobs a 160.000 millones de dólares

Pocos inventos han reportado tanto a una compañía como el teléfono iPhone, que ha provocado una importante subida de Apple en bolsa, permitiéndole alcanzar el valor de Google, hasta ahora el rey de Silicon Valley por capitalización. El pasado viernes, Apple adelantaba por primera vez en la historia al buscador de internet por esa magnitud, con una capitalización de 158.840 millones de dólares, frente a los 157.230 millones de Google. Todo es efímero en Wall Street, y el título le duró a Apple sólo unas horas, pero sirvió para alertar a mercados y analistas sobre la evolución de dos de los gigantes tecnológicos de EEUU.

De hecho, las acciones de Apple han avanzado un 44% en los últimos doce meses y sus posibilidades de ascenso parecen no tener fin. Todo gracias al nuevo iPhone, con un precio más bajo y una importante novedad: la posibilidad de descargar aplicaciones que se compran en la tienda online de Apple. Aunque la firma sólo se queda con un 30% de las ventas y muchas de ellas son gratis, el éxito de estos programas repercute en mayores ventas para el teléfono.

Distinta situación vive Google. Sus títulos, que superaron los 700 dólares a finales de 2007, cayeron hasta los 413 dólares en marzo por el descenso de los usuarios que pinchan en los anuncios publicados por el buscador, su principal fuente de ingresos. Aunque Google ha argumentado que la bajada se debe también a otros factores, los analistas creen que la empresa podría no ser tan inmune a la crisis económica como parecía. Los inversores se muestran también impacientes por la falta de modelos de negocio para rentabilizar costosas inversiones de la firma, como es el caso del conocido servicio YouTube.

Con todo, los expertos no se ponen de acuerdo sobre cómo será la evolución de ambas empresas en el futuro y quién se convertirá en rey de Silicon Valley.

Es cierto que Google ha visto caer sus ingresos y valor en bolsa en los últimos meses, pero la firma ha apostado por lo que parece ser el futuro del sector: servicios de software basados en la red y financiados por publicidad. Además, tiene un importante as en la manga: un teléfono móvil operado por T-Mobile y fabricado por HTC que usará el software Android. Apple, por su parte, deberá demostrar que puede mantener su ritmo de crecimiento en el futuro. Algunos analistas apuntan que el beneficio del iPhone es menor que el del iPod o el Mac y añaden que el aumento del software disponible en internet acabará haciendo irrelevante qué sistema operativo usa cada aparato, reduciendo la fidelidad de los usuarios de Macintosh. Apple, además, se enfrenta al problema de que el éxito de la frima está muy identificado con la personalidad de Steve Jobs, su cofundador, de quien están surgiendo rumores sobre su salud, debido al aspecto ofrecido en sus últimos actos públicos, algo que lleva consigo fuertes bajadas de las acciones de Apple.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios