Alemania, sin vuelos internos por sorpresa

  • Una huelga sin previo aviso de los pilotos obliga a cancelar y retrasar un centenar de conexiones

Los pilotos alemanes afiliados al sindicato Cockpit iniciaron ayer, de forma espontánea y sin previo aviso, una huelga que obligó a suspender y retrasar cerca de un centenar de vuelos en distintos aeropuertos del país. Al paro temporal, que se inició a las 05:30 y acabó a las 08:00, se sumaron los pilotos de Lufthansa City Line, Eurowings y Germanwings, que realizan vuelos internos entre los aeródromos germanos. Sólo la primera de ellas tuvo que suspender 60 vuelos nacionales, cuyos pasajeros fueron acomodados en conexiones posteriores, mientras Germanwings anunció retrasos en 22 vuelos y la suspensión de otros dos.

Como consecuencia del paro, que cogió por sorpresa a los viajeros y a las propias aerolíneas, numerosos vuelos sufrieron retrasos de hasta dos horas a lo largo de la jornada, ya que las combinaciones programadas se vieron alteradas. Y es que la movilización afectó a más de un centenar de vuelos previstos para primeras horas del día en una veintena de aeropuertos, entre los que destacan los de Fráncfort, Berlín-Tegel, Düsseldorf, Múnich, Hamburgo o Colonia.

El objeto de la protesta espontánea de los pilotos era presionar a la dirección de las tres empresas mencionadas, que se encuentran en plena negociación del convenio colectivo (los tripulantes ven insuficiente la oferta hecha hasta ahora por la patronal).

El sindicato gremial Cockpit es la mayor asociación de pilotos civiles en Alemania y cuenta con más de 8.200 afiliados en todas las compañías aéreas germanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios