Airbus anuncia nuevas medidas de ahorro y baraja deslocalizaciones "masivas"

  • La filial de EADS busca recursos para financiar el A350, tras frustrarse la venta de sus plantas

El fabricante aeronáutico europeo Airbus aplicará medidas de ahorro suplementarias a las previstas en su plan de ajuste Power 8, con vistas al lanzamiento industrial del avión A350. Así lo recogía ayer el periódico galo Les Echos, según el cual la compañía baraja, entre otras medidas, un aumento en los horarios de trabajo y "deslocalizaciones masivas de cargas" fuera de la Zona Euro.

El presidente de Airbus, Thomas Enders, ha escrito una carta a los empleados, en la que les explica que, para afrontar las necesidades financieras del programa A350 -implica inversiones de unos 10.000 millones de euros-, a las plantas que se iban a vender se les exigirá "los mismos niveles de eficacia" que se hubieran demandado a los grupos que los hubieran comprado. "Eso significa que se solicitarán esfuerzos consecuentes, no sólo para garantizar los ahorros exigidos por Power 8, sino también para controlar los costos de objetivos del programa A350", añade.

Airbus había planteado la venta de siete de sus plantas para que otros socios compartieran los riesgos financieros en la fabricación del A350, pero al fracasar las negociaciones con algunos candidatos ha decidido suspender por el momento la cesión de cinco de ellas, Méaulte y Saint Nazaire Ville, en Francia, y Nordenham, Varel y Ausburgo, en Alemania.

El presidente de la filial de EADS advierte, no obstante, que "en una próxima etapa" esas cinco factorías "se externalizarán". En cuanto a las fábricas de Filton, en el Reino Unido, y de Laupgeim, en Alemania, sigue prevista su cesión y para ello se está negociando con tres candidatos finalistas: el británico GKN, el francés Zodiac y el alemán Diehl asociado al francés Thales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios