Segunda función de cuartos

Noche de altos vuelos y desvelo

  • Las comparsas de Subiela, los Carapapa y Fran Quintana protagonizan un bonito duelo en la segunda función de cuartos

'Los prisioneros' 'Los prisioneros'

'Los prisioneros' / Jesús Marín (cadiz)

A volar. Ángeles y pájaros prisioneros, Carapapas y Subiela, desplegaron sus alas y sacaron la artillería en sus repertorios para protagonizar una segunda función de cuartos entretenida sobre las tablas y algo fría de ambiente. Una noche que se animó en la recta final gracias a 'Los brujos titis' y sobre todo a 'Los desvelaos', que apunta a revelación de este Concurso.

Comenzamos la velada con una sonrisa gracias a un coro muy animado -en todos los sentidos-, el de Valdés. Buenos tangos, para La Manada y para el cáncer infantil, y simpática tanda de cuplés, a destacar el segundo, original en fondo y forma. Un coro muy divertido y que ha ganado este año un plus en interpretación. También ha ganado a nivel sonoro, y de qué manera, la comparsa de los hermanos Carapapa, 'Los ángeles de la guarda'. Pura armonía, una delicia para el oído. Se notó el salto competitivo en las letras, especialmente en un primer pasodoble en el que desgranan todo lo que queda por mejorar en este país para poder presumir de bandera en el balcón. No decayeron los cuplés, completando un buen repertorio.

La chirigota de Alvarado y Vergara destacó, como en su primer pase, en las partes fijas por encima de las letras. Buen pasodoble contra el Concurso de Sevilla sólo para sevillanos y simpática tanda de cuplés, efectistas. De nuevo lo mejor fue su popurrí. A continuación, las actuaciones volvieron a estar por encima del texto de 'Los de la gran puñeta'. La parodia, sin demasiado argumento, giró en torno a la consulta del nuevo doctor del pueblo. A más con los cuplés, para lo difícil que es hoy en día hacer uno sin ser denunciado -con estribillo para Andreíta- y para las nuevas tecnologías. Mejor el tema libre que la parodia, con la visita de Susana Díaz al pueblo y algún golpe destacable. Con todo, siguen sin despuntar en el Concurso.

Cerró la primera parte la comparsa 'Los prisioneros', que nos regaló dos pasodobles de antología además de mejorar muchísimo en interpretación respecto a su primer pase. Con un poco más de pausa, pudimos deleitarnos con un repertorio maravilloso en letra y música. De la pluma de Miguel Ángel García Argüez surgieron dos letras de altura, la primera para las pregoneras y la segunda en defensa de la libertad de expresión en el Carnaval, ambas desarrolladas con un gusto exquisito. Era el momento de competir... y vaya si lo hicieron. Una maravilla de comparsa.

La segunda parte de la función arrancó casi en familia con la chirigota 'AVV Gruñón Arenillas', que defendió su papel de cuartofinalista con buenas letras. Pasodobles críticos para la prostitución y para el drama de los sin techo y simpáticos cuplés, para un perrito que le compran a su chiquillo y para los nuevos ascensores que están poniendo en Cádiz. Digno pase, como el de la comparsa 'Las guerrilleras', que volvió a lucir su gran conjunto de voces y se acordó de la cantera en su debut en esta fase.

Al filo de la una de la madrugada el teatro espabiló para cantar ese "uuuuuhh, aaahh" que ya acompaña en todas sus actuaciones a la chirigota de Manolo Santander. 'Los brujos titis' lucieron en pasodobles, precioso el primero para los gaditanos que están fuera y que siguen unidos a su tierra "por el cordón umbilical" que es el Carnaval. Defendieron en el segundo que la industria del Carnaval y el empleo que genere nunca se marche de Cádiz. Pequeño pinchazo en los cuplés, simpáticos, para las pijotas que fotografían los guiris y para una de esas nuevas barberías modernas. Ligero paso atrás respecto a su puesta de largo en el Concurso.

Mereció la pena aguantar hasta el final para disfrutar de la imponente evolución de la comparsa de Fran Quintana, este año llamando con más fuerza que nunca a la puerta de las semifinales. Lo hizo con dos grandes letras, la primera para reclamar más mujeres autoras en el Carnaval y la segunda para su patria, que es su infancia. El grupo defendió con entusiasmo y buenas voces un repertorio muy completo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios