Un vendaval en el tercer cuarto es suficiente

Comentarios 0

El Barcelona volvió a la senda del triunfo tras derrotar con contundencia (56-76) al Joventut, que no tuvo respuesta ante el gran tercer periodo azulgrana.

La entrada de Diagne aportó energía en la pintura azulgrana, que controló el rebote y pudo salir al contraataque para llevar la iniciativa del juego. Cerrando el perímetro y con transiciones sencillas, el Barça se escapó con un parcial de 2-11 (20-29). Pero apareció Ventura para echarse el equipo a la espalda y evitar irse al descanso con una desventaja mayor (28-32).

El paso por vestuarios nubló por completo el ataque verdinegro, que estuvo 6-30 minutos sin anotar, hasta que Dimitrijevic conectó un triple. Pero por aquel entonces el Barça había abierto una brecha que acabaría siendo insalvable: (31-52). Koponen emergió como el referente en el ataque barcelonista para dejar el partido finiquitado justo antes del último periodo (34-61).

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios