Ceremonia de apertura

Los secretos vergonzosos del gran día

  • La niña cantó el himno en 'play-back' por su físico y la pirotecnia fue ficticia, sombras de la espectacular inauguración

Después de que la grandiosa ceremonia de apertura fuera aclamada con toda clase de elogios, empiezan a surgir detalles menos glamurosos como que la niña cantante no lo era o que se emitieron imágenes trucadas de fuegos artificiales.

Nadie podrá negar que el espectáculo de Zhang Yimou para dar la bienvenida a los Juegos chinos, desmesurado y mágico, era de lo más impresionante. Pero poco a poco empiezan a descubrirse pequeños secretos, que podrían empañar un poco más la imagen de una China que ya es la campeona de la falsificación.

El director musical de la ceremonia acaba de admitir que la niña que supuestamente entonó la Oda a la Patria en realidad cantaba en play back porque la verdadera intérprete no era lo bastante guapa como para representar a su país ante todo el mundo.

"Queríamos dar una imagen perfecta y pensamos en lo que sería mejor para la nación", declaró Chen Qigang en una entrevista a la televisión china, de la que se hizo eco un portal web, antes de que sus palabras desaparecieran.

El martes por la mañana, varios medios de comunicación chinos alababan con fotografías incluidas a Lin Miaoke, de nueve años, como una "estrella en ascenso". Pero no decían ni una palabra de Yang Peiyi, una niña regordeta de siete años con los dientes desordenados, pero con una gran voz.

"Era una cuestión de interés nacional. La niña tenía que aparecer ante las cámaras, debía ser expresiva", justificaba Chen, célebre compositor chino. "Lin Miaoke es excelente para todo eso. Pero en cuanto a la voz Yang Peiyi es perfecta. Todo el equipo estaba de acuerdo", añadió el director musical.

Chen añadió que la decisión final de que Lin cantara en play back se tomó tras un ensayo al que asistía uno de los máximos dirigentes del Partido Comunista Chino (PCCh). "Nos dijeron que había un problema y que había que resolverlo. Lo resolvimos", declaró el músico sin dar más detalles sobre esa orden ni sobre quién la dio.

Algunos periódicos sí se hicieron eco en cambio de otra polémica en torno al acto, cuyos ensayos ya habían tenido distintos problemas que la prensa china silenció.

Los organizadores tuvieron que admitir que el programa televisado de la ceremonia incluía imágenes de fuegos de artificio grabadas de antemano y editadas.

La ceremonia empezaba con una escena espectacular en la que aparecían en pleno cielo unas gigantescas huellas de pies trazadas por cohetes que, en teoría, eran filmadas en directo desde un helicóptero. Aunque sí se dispararon los fuegos, en realidad no eran visibles debido a la bruma reinante en la capital china.

"Puede que se usaran imágenes de pies grabadas con anterioridad debido a la mala visibilidad", admitieron desde el Comité Organizador. Las imágenes fueron editadas gracias al costoso trabajo informático que simuló los movimientos del helicóptero.

Para Xiao Qiang, disidente afincado en Estados Unidos, todo esto demuestra que "se hace todo por la imagen de China, sin el menor respeto por el público". "No creo que el gobierno chino se dé cuenta hasta qué punto esto no es ético", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios