fútbol división de honor andaluza

"Aquí se queda un trozo de mi corazón"

  • David León se marchará del Chiclana Industrial al final de temporada para fichar por el Sanluqueño

El lateral del conjunto rojinegro posa para Diario de Cádiz en El Fontanal. El lateral del conjunto rojinegro posa para Diario de Cádiz en El Fontanal.

El lateral del conjunto rojinegro posa para Diario de Cádiz en El Fontanal. / sonia ramos

El próximo domingo terminará la temporada de liga en División de Honor y, a su vez, la aventura del Chiclana Industrial en esta categoría. La mayoría de las decisiones y continuidades se tomarán entonces, aunque ya se conoce el camino que tomará uno de los jugadores que han dejado huella en el conjunto rojinegro. David León confirmó tras el último encuentro disputado en casa el pasado fin de semana que el próximo año militará en las filas del Atlético Sanluqueño. Lo que no se sabe aún es la división en la que lo hará, pues el conjunto que entrena Rafael Carrillo jugará mañana el primer partido de play-off para conseguir el ascenso a Segunda B.

En cualquier caso, para eso queda aún mucho tiempo y, por delante, el último choque del Chiclana Industrial de esta campaña. El descenso de los rojinegros se confirmó hace dos jornadas, por lo que las dos últimas las afrontarían sin presión y con la idea de disfrutar sobre el césped. Aún así, el domingo frente a la UP Viso los de El Fontanal tuvieron que pelear mucho el balón desde atrás a un ritmo vertiginoso. Incluso con un hombre menos, el empate pareció que se iba a romper en favor de los locales. "En los partidos anteriores la presión nos ha afectado un poco más, pero en este nos partimos la cara ante nuestra afición y tuvimos ocasiones para ganar a pesar de la expulsión de Alfonso", comenta. Seguramente el hecho de no tener nada en juego hizo que los jugadores se atrevieran a realizar acciones para las que se han encontrado más cohibidos en duelos anteriores, en los que "podíamos haber hecho bastante más contra rivales directos".

David León es incansable. Pocos futbolistas disputan noventa minutos a marchas frenéticas sin echar el alma por la boca y, tras lo visto ante el Viso, tanto él como el Industrial llegan con suficiente combustible a la última jornada. "Durante toda la temporada Bolli ha imprimido mucho ritmo en los entrenamientos y lo notamos cada fin de semana. La lástima es que solo nos queda una jornada y que no podamos retroceder en el tiempo, pues con partidos como el último la cosa hubiera sido un poquito diferente", reconoce.

La figura de David León dentro y fuera del campo es ejemplar. A pesar de jugar como lateral apenas ha visto tarjetas amarillas este curso. La velocidad y el control que tiene en la conducción de la pelota le llevan a practicar un fútbol limpio, sin entradas duras y sin buscar polémicas. En ello repercute la concentración con la que el lateral salta al campo y que mantiene hasta el pitido final. "Me gusta entrar metido en los partidos porque cualquier error te puede costar un disgusto. No nos podemos confiar ni un segundo y según se va subiendo de división, más todavía. Repercute muchísimo", señala.

La falta de concentración es precisamente uno de los principales problemas que ha acarreado el Industrial este año y que, finalmente, le han llevado al descenso. "Ha sido un palo duro porque yo llegué a mitad de temporada y me encontré un grupo que me recibió con los brazos abiertos. No estaba pasando por un buen momento en lo deportivo y me devolvieron las ganas de competir", cuenta David. Pero con la positividad que lleva por bandera, el lateral cree que "en el fútbol todo tiene solución y quién sabe si el año que viene se vuelve a ascender y el equipo se sitúa donde se merece estar. Aunque yo ya no esté un cachito de mi corazón se queda aquí por todo lo que ha hecho el Industrial por mí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios