Málaga | cádiz · LA PRórroga

"El punto vale si ganamos los dos partidos"

  • Exigente Julián Rubio valora el esfuerzo del equipo y reconoce que le hubiera gustado tener "más presencia ofensiva"

Julián Rubio demuestra ser un entrenador exigente. Al menos es lo que se desprende de sus manifestaciones al término del encuentro de ayer en el estadio La Rosaleda. El preparador del conjunto cadista valoró el punto sumado estando el equipo en una delicada situación en la tabla clasificatoria, pero admitió que esperaba más de sus hombres en determinadas circunstancias.

Para empezar, ensalzó el empate cosechado en su estreno en el banquillo amarillo. "De la forma como se ha logrado el punto, no tengo más remedio que estar satisfecho. Podíamos haber jugado mejor y crear más ocasiones, pero el otro equipo cuenta. Esperaba más del equipo, era mi idea en un principio, pero el rival también cuenta sobre el terreno de juego. Nos hemos tenido que someter al dominio de ellos tras la expulsión de Bezares", explicó Rubio.

Se llenó de sinceridad al apuntar que "hay cosas que no me han gustado", si bien puntualizó que "llevo cinco días con el equipo y con más tiempo hubiera solucionado algunos problemas de otra manera". Pero el técnico se queda con otros aspectos más favorables que vio en el comportamiento de su equipo. "El compromiso sí ha existido. Me hubiera gustado más presencia ofensiva, pero no pudo ser". Sacando la lectura más positiva, realizó una definición del marcador obtenido en el derbi regional: "Si ganamos los dos partidos que quedan, sí vale este punto". Si bien matizó que "espero que el comportamiento en Carranza sea bueno para conseguir la calma absoluta", dijo con referencia al próximo duelo liguero.

Julián Rubio se lamentó de la segunda amarilla de Bezares porque tenía decidido sustituirle. "A raíz de la expulsión de Bezares, que era un cambio previsto para meter a Fleurquin, el equipo se ha agobiado y eso mentalmente pesa mucho". El entrenador cadista mostró su parecer sobre la fortaleza psicológica de sus hombres. "En el segundo tiempo tendríamos que haber estado más serenos y resolver las situaciones con menos agobios". "En cuanto a dominio, en algunos momentos nos han superado pero sin crear peligro", añadió.

El Sevilla Atlético, próximo rival, estaba ayer en su mente. "No quiero hacer cuentas. Pretendo aportar un plus de cosas que nos sirvan. Las cuentas que las hagan otros. Lograr el empate a cero jugándonos la salvación es positivo, pero el Sevilla Atlético es un filial con gente joven que arriesga mucho", vaticinó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios