fútbol primera andaluza

Un tanto providencial para el Recre Portuense

  • El centrocampista Isaías, feliz tras marcar ante el Balón un gol que valió puntos muy necesarios

Isaías (d) calienta, corriendo en paralelo, junto a Víctor. Isaías (d) calienta, corriendo en paralelo, junto a Víctor.

Isaías (d) calienta, corriendo en paralelo, junto a Víctor. / f.l.

Corría el minuto 92 en El Rosal cuando Rafi Cruz, pícaro, se percataba de que varios jugadores del Balón de Cádiz protestaban al árbitro una falta, incurriendo en el consiguiente error de atención. El hábil delantero habilitó a José Serrano, quien corrió su banda y metió un pase al centro del área. "Kike la dejó pasar, consciente de mi ubicación, y yo, que llegaba en boca de gol, solo tuve que empujar", detalla Isaías, que se estrenaba en la faceta anotadora en la presente temporada con un tanto providencial, que otorgaba tres puntos al Recreativo Portuense en su lucha por la permanencia en Primera Andaluza, manteniendo la ventaja de ocho sobre rivales como Guadiaro o Juventud Sanluqueña.

"Los amarillos estaban metidos en la contienda. Sabían que ganarnos era indispensable para seguir con opciones interesantes de luchar por el ascenso. Ahora quedan más descolgados", analiza Isaías, uno de los futbolistas, a sus 25 años, con trayectoria más larga en el Recreativo (dividida en dos etapas, la primera comprende cuatro temporadas; en esta segunda afronta ya la segunda campaña, con lo que dentro de poco serán seis los ejercicios cumplidos defendiendo la elástica rojiblanca).

Isaías García Carrasco saboreaba especialmente el gol y la victoria en una temporada que no empezó bien para él. El técnico, Juanjo Durán, quiso ubicarle como defensa central, "una posición en la que no me siento cómodo", y sus prestaciones distaban de las esperadas. Solo cuando Durán le adelantó al medio campo pudo verse a un Isaías muy fructífero para los suyos, tanto en lo que respecta a la contención como en lo referente a la faceta creativa, haciéndose poco a poco con la titularidad en la medular aunque en El Rosal no figurase entre los 11 jugadores inicialmente elegidos.

Por lo que respecta al próximo encuentro, el que medirá el domingo al Recreativo con el Rayo Sanluqueño, con el Marcos Monge como escenario desde las 12:00 horas, Isaías pronostica un partido "bronco, ante un equipo que en la ida ya mostró sus más y sus menos para con nosotros en los últimos instantes del duelo y que, probablemente, buscará parar mucho el juego". Aquella lid concluyó con empate a uno (David Cordero adelantó a los rojiblancos en el 46' pero Rubén Castellano, en el 96', firmó la igualada definitiva) y una gresca notable entre algunos miembros de las dos aficiones.

Los sanluqueños arriban ahora a tierra portuense en una posición muy delicada: ocupantes de la 16ª posición, con solo 27 puntos, es cierto que únicamente uno les separa de la permanencia, pero a estas alturas el margen de error resulta muy escaso. Una victoria local supondría casi la salvación definitiva para los portuenses, abocando a los sanluqueños a excluir a la escuadra de Juanjo Durán de sus cábalas salvadoras.

Los recreativistas han ganado sus cuatro últimos partidos en el Marcos Monge y enlazan tres victorias seguidas, con dos a domicilio (El Torno y Balón), por lo que llegan en su teórico mejor momento de la campaña. En opinión de Isaías, "ahora gozamos de la confianza que necesitábamos al principio y pasar por encima del Rayo nos haría respirar mucho".

El Rayo, en cambio, presenta la referencia más inmediata en el duro golpe sufrido al caer en El Picacho frente a un rival directo, el San José Obrero (0-1), con un tanto de Antoñito de los que hacen mucho daño, próximo al tiempo añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios