La plantilla del San Fernando se planta

  • Los jugadores siguen sin cobrar y no volverán al trabajo hasta que llegue una solución al problema.

Comentarios 1

Ocurrió lo que se temía. Ayer no se consiguió pasar la criba en el pago de la liquidación de la temporada pasada a los jugadores y éstos tomaron la postura de dejar de entrenar hasta nuevo aviso.

Los acontecimientos comenzaron en la mañana de ayer ya que el director general del equipo isleño, Ángel Serrano, había propuesto al plantel esperar hasta la una de la tarde para una resolución.

Los jugadores entrenaron a las once y a las doce y media esperaban noticias en los alrededores del campo. Pasada la una de la tarde, Fernando Porto recibió una llamada de Ángel Serrano que le comunicaba que había logrado unos pagarés por valor de quinientos mil euros pero que, lógicamente, había que negociar, bien con el Ayuntamiento o bien con empresas de la ciudad, para hacerlos efectivos lo antes posible. Esta situación no convenció a los jugadores, que volvieron a reunirse en el vestuario por espacio de una hora para decidir la determinación a tomar.

Un vez finalizada la reunión, el portavoz del equipo, Canito, anunciaba lo que se temía: que desde ese mismo momento el equipo "parará el trabajo". De esta forma los componentes del plantel cogerán "varios días de unas vacaciones forzosas", con la intención de que "se consiga el dinero y se nos abone la liquidación de la pasada temporada". Ese es el único requisito para que la plantilla isleña "vuelva al trabajo".

Ha habido varios detonantes de la situación pero ha influido, sin duda alguna, el hecho de que, desde hoy, los jugadores que vienen de fuera tienen que instalarse en sus respectivas viviendas y no hay dinero "ni para pagar las fianzas que obligan los arrendatarios", señalaba el capitán del equipo isleño. Igualmente Canito indicaba que también están muy preocupados por los jugadores que han llegado en las últimas fechas al equipo ya que "viendo esta situación se plantean seriamente seguir aquí".

A pesar de la solución que ha puesto sobre la mesa Ángel Serrano, Canito manifestaba que "necesitamos dinero con urgencia, porque llevamos muchos meses sin cobrar y hay compañeros que están pasándolo francamente mal", recordando que hay jugadores que llevan seis meses sin percibir ningún emolumento.

Una vez que los jugadores abandonaron el vestuario, fueron muchos los que se marcharon a sus respectivas ciudades, como es el caso de los jiennenses Galera y Dani Marcos, los afincados en Málaga, Gato y Fernando Porto, e incluso el portugués Fonseca, que se irá a Mallorca. Los capitanes del equipo, junto al técnico Antonio Iriondo, se marcharon con urgencia hasta el Ayuntamiento para mantener una reunión con el teniente de alcalde, Manolo Prado. De esta forma, Canito, Puli, Fernando Porto, Iván Guerrero, Raúl Iglesias y el propio Iriondo, estuvieron departiendo desde las dos menos cuarto de la tarde, hasta las tres y media, con el edil isleño, ya que el alcalde, Manuel María de Bernardo, estaba de vacaciones. La intención era saber la postura del consistorio respecto a la situación, trasmitiéndole Prado a los jugadores las posibilidades que existen actualmente para poder negociar los pagarés.

Así, de momento, la plantilla isleña continúa en sus treces lógicas de no seguir trabajando hasta que llegue una solución, que no es otra que la de hacer líquido los pagarés con los que Ángel Serrano llegará a la ciudad mañana sábado.

El director general ha citado a los medios de comunicación el lunes, a partir de las once de la mañana, en Bahía Sur, con el firme propósito de dar una explicación al problema que padece el club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios