Salamanca | cádiz · LA PRórroga

"Es una pena, la victoria estuvo cerca"

  • Rival Calderón dice que el Salamanca apretó mucho Ascenso Apela a lograr varios triunfos de forma consecutiva

Comentarios 11

A Antonio Calderón se le notó dolido por el empate final en el Helmántico, un marcador que sabe a poco después de ir ganando hasta el minuto 88 y que no sirve para recortar distancias con el tercer clasificado. El técnico cadista afirmó que había sido "una pena", destacando que su equipo "había trabajado bien" para sumar la victoria. Tras este mal sabor de boca, a los amarillos no les queda otra que mirar al Alavés.

El preparador gaditano reconoció que su equipo lo paso mal con el acoso de los locales sobre el área de Contreras. "En los últimos diez minutos han apretado metiendo balones arriba. Nos hemos quedado muy cerca de llevarnos los tres puntos; es una pena". Además, dijo que de entrada se puso el juego favorable: "Le pusimos las cosas difíciles al rival, aunque al final nos han empatado. Metieron dos delanteros y colocaron por detrás a un mediapunta como Ze To. Ellos saben circular bien el balón y al final nos metieron atrás".

La variación realizada de inicio en el esquema contó con la siguiente explicación por parte del entrenador: "Al principio pensamos que era lo mejor. A partir del minuto diez el equipo se encontró más a gusto y quisimos aprovecharlo con la velocidad de jugadores como Natalio y Gustavo López". Recordando lo sucedido en el tramo final, Calderón volvió a repetir que "ellos han apretado mucho, iban perdiendo y se han venido arriba". "Es un buen rival en el que todos los jugadores se ofrecen y se juega con criterio. Es un buen equipo". No obstante, el entrenador cadista aseguró que "en el campo se han visto dos buenos conjuntos".

La pregunta del millón le llegó con el paso atrás que ha dado el Cádiz si quiere seguir soñando con el ascenso a Primera. "Un punto fuera de casa nunca es malo", puntualizó, pero añadió que "necesitábamos los tres". "Un punto ante un rival como el Salamanca no es malo si después se hace bueno", dijo con relación a ganar el próximo fin de semana al Alavés en el estadio Ramón de Carranza.

Y lo más preocupante es que los conjuntos de la zona alta siguen abriendo brecha y los que pelean por evitar el descenso se acercan un poco más, lo que Calderón entiende de esta manera: "La distancia de nueve puntos es amplia, pero todo esto puede cambiar en un mes si se logran buenos resultados de forma seguida", finalizó recordando la situación por la que ha pasado el Castellón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios