Un muerto y seis heridos tras ser atropellados por un automóvil del Dakar

  • El piloto alemán Mirco Schultis se precipitó sobre un grupo de personas que miraban el paso de los vehículos desde un sector situado fuera de las zonas destinadas a los espectadores.

Una persona murió y otras seis resultaron heridas tras ser embestidas por la camioneta del piloto alemán Mirco Schultis durante la primera etapa del Rally Dakar Argentina-Chile 2010 en la provincia de Córdoba, informaron autoridades del Hospital de Urgencias de Córdoba.

Una joven de 28 años sufrió varios paros cardiorrespiratorios tras ser atropellada y murió en el Hospital de Urgencias, a donde había sido trasladada en helicóptero. Otras seis personas, entre ellas un niño de dos años, debieron ser hospitalizadas a causa de las heridas sufridas.

El accidente, el primero de esta 32ª edición de la famosa carrera, ocurrió en el kilómetro 75 de la especial de la primera etapa, a unos 1.500 metros del ingreso a la localidad de Alpa Corral, donde el camino se bifurcaba. Schultis no pudo tomar la curva, se salió de la ruta y embistió a los espectadores.

Los organizadores informaron que "debido a la salida del competidor N° 418 de la ruta, un grupo de espectadores resultaron heridos en el kilómetro 75 de la especial, fuera de la zona de espectadores". Los heridos fueron evacuados en helicópteros sanitarios del Dakar. Testigos del accidente confirmaron que las personas atropelladas estaban ubicadas en un lugar prohibido para espectadores, en la parte externa de una curva.

En un comunicado, la organización del Rally Dakar, a cargo de Amaury Sport Organisation (ASO), instaron "nuevamente a la poblacion a la prudencia y al respeto de las zonas de espectadores, especialmente preparadas para albergar al público". El portavoz del rally, Nicolás Vega, había advertido pocas horas antes del accidente que en la provincia de Córdoba se había dispuesto un operativo de seguridad más estricto debido a que el fervor del público en este distrito, amante del automovilismo, podría llevar a la gente a apostarse en zonas peligrosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios