En juego el prestigio y 600.000 euros

  • El partido con el Stuttgart servirá para que Rijkaard dé minutos a suplentes y a los salidos de una lesión

El prestigio y los 600.000 euros por ganar el partido es lo que se juega el Barcelona, ya clasificado para octavos de final como primero de grupo, en su partido ante el Stuttgart, un encuentro en el que Frank Rijkaard podría dar descanso a jugadores importantes.

El Barça ya ha hecho los deberes y llega a la última jornada sin agobios. Tres victorias y dos empates en cinco partidos, nueve goles a favor y dos en contra, en una primera fase en la que se ha sustentado en los tantos del argentino Leo Messi.

Los inminentes e importantes compromisos ligueros del Barça, Valencia en Mestalla y Real Madrid en el Camp Nou, determinarán la alineación.

El partido se presenta como una buena posibilidad para que los jugadores que acaban de salir de una lesión, como Eto'o o Deco se fogueen, también para que los jóvenes Bojan y Giovanni vayan sumando minutos, al igual que los no habituales como es el caso de Jorquera y Thuram.

Tampoco, al margen de la motivación deportiva y la económica, el partido tiene más interés para los alemanes. El Stuttgart llega a Barcelona ya sin poder aspirar a nada en las competiciones europeas y con la mente más puesta en la Bundesliga que en la Liga de Campeones.

El entrenador, Armin Veh, tiene claro que el partido del sábado ante el Arminia Bielefeld es más importante para el equipo que el duelo contra el Barcelona, que a apenas tiene algún valor de índole estadístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios