Fútbol l Tercera División

Los isleños, más líderes

  • Un golazo de Puli en un partido apasionante sirve al San Fernando para derrotar al Villanueva, al que saca ya siete puntos, y afianzarse en lo más alto de la tabla

Comentarios 4

Bahía Sur vivió ayer un acontecimiento típico de liguilla de ascenso y la fiesta de los seguidores al equipo, por la campaña que está realizando, se prolongó durante un encuentro donde la comunión afición-equipo fue total y donde los de Antonio Iriondo contestaron al apoyo con un triunfo ante el segundo clasificado.

Con esta victoria, el San Fernando prácticamente, y mucho tienen que cambiar las cosas, sentencia su estancia allá por el mes de mayo en la competición y muy pocos puntos separan a los azulinos de conseguir el primer objetivo, disputar los play-offs. Pero es que los resultado habidos esta jornada le distancian en 16 puntos del quinto clasificado, 7 del segundo, el Villanueva, y 8 del Puerto Real, equipo colocado en la tercera posición.

Ayer Bahía Sur fue una fiesta, la afición respondió de una manera satisfactoria a la llamada realizada y demostró que este año puede entrar en la historia azulina con el ascenso, porque con el apoyo que brindaron los aficionados al equipo es muy complicado que los de Antonio Iriondo puedan perder un encuentro.

El choque respondió a las expectativas, y no porque fuese nada del otro mundo, sino porque por encima del buen juego iba a estar la pasión desmedida de dos equipos con sus conceptos claros de jugar al fútbol.

Lo que si dejaron claros los primeros minutos de juego era que, tarde o temprano, el que primero golpeara se llevaría el envite sin dilación y así ocurrió.

En el momento, y solamente habían transcurrido seis minutos, que los de Antonio Iriondo pudieron hilvanar una rápida jugada, ésta se convirtió un certero cabezazo del goleador Puli a centro de Dani Marcos, que significaba el uno a cero que, a la postre fue definitivo.

A raíz de entonces, el partido entró una fase importante de respeto. Los cordobeses tenían más posesión de balón, pero los isleños estaban perfectamente atrincherados con el firme propósito de hacer buena cualquiera de las contras que se expondrían.

La primera parte finalizó con un Villanueva que quería, pero no podía, y un San Fernando tremendamente cómodo en el terreno de juego teniendo Puli, en un remate a un perfecto centro de Iván, la posibilidad de hacer el segundo tanto .

La segunda parte iba a ser distinta, lógicamente, en primer lugar porque el empuje de los visitantes tenía que ser contrastado con la rapidez de los locales y porque, con el paso de los minutos, los huecos serían, sin duda alguna, más grandes.

No varió el guión, los de Villanueva tenían más tiempo el balón en su poder, pero los isleños hacían mucho más daño cuando se acercaban a las inmediaciones de Óscar Benito.

En los rojillos, solamente destacar una jugada donde Baby tuvo la ocasión más clara de poder empatar, pero es que los isleños las tuvieron de sobra para sentenciar el goal average con los cordobeses ya que en el partido de ida el resultado fue de dos a cero.

Iván Guerrero enganchó una tremenda volea, en carrera, que obligó a lucirse al meta villanovense y Sergio Berro en una falta directa tuvo una más que clara oportunidad.

Pero la jugada más determinante llegó en el tiempo de descuento. Javi Casares se marchó, con extremada facilidad, de su marcador y al entrar dentro del área fue derribado por Lucho, penalti, expulsión y posibilidad de que el dos a cero fuese el resultado definitivo.

Galera, el mismo que el pasado jueves marcó desde la pena máxima en Mairena estrelló el cuero en el larguero e instantes después el colegiado pitaba el final de un partido ante el júbilo de los aficionados azulinos.

Con el triunfo, el San Fernando es más líder, los de Antonio Iriondo llevan la friolera de 19 jornadas sin conocer lo que es caer derrotado y, lo más importante con la consistencia necesaria para seguir haciendo disfrutar a su afición, esa que ayer demostró que este año estará, más que nunca con el equipo y que apoyará a los azulinos para llevarlo en volandas a jugar el año que viene en la Segunda División B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios