Dos estrellas mundiales, dos estilos

Cristiano Ronaldo es el deleite del fútbol; Didier Drogba, una fuerza incontrolable de la naturaleza. El duelo que vivirán ambos será uno de los puntos culminantes de una temporada marcada por el fútbol inglés. El portugués ha marcado hasta ahora siete goles en Champions, mientras que el marfileño anotó seis. ¿Quién es el mejor goleador?

Pese a su irreprochable temporada frente al arco, Cristiano Ronaldo aún sigue marcado por el estigma de la ineficacia en los grandes partidos internacionales, como en las semifinales del Mundial 2006 contra Francia o en la misma ronda de la Liga de Campeones de 2007 ante el Milan.

"No tengo nada que demostrarle a nadie. Marqué 41 goles esta temporada y gané todos los galardones", advirtió el extremo, de 23 años. "Si juego bien en Moscú quizá sea también el jugador del año en Europa, pero en eso no pienso. Quiero ser campeón de la Champions", añadió.

El jugador de Madeira está dotado para la autopromoción, ama los coches veloces y las mujeres bellas, pero su conocido gusto por la simulación en el campo le costó ya algún disgusto. Llegó al United en 2003 con 18 años desde el Sporting de Portugal, que cobró 17 millones de euros. Quería la camiseta con el número 28, pero Alex Ferguson, le dio el 7 que habían llevado grandes como George Best, Eric Cantona y David Beckham. "El boss me ayudó mucho", dice sobre su padrino escocés.

Drogba no parece preocupado con el Balón de Oro. El africano sabe que su fútbol no es tan fino ni vistoso como el del portugués, pero su historia es la del futbolista convencido de que llegó su momento. "Las finales ya no me asustan", aseguró el delantero, que en junio cumplirá 30 años.

Desde su llegada al Chelsea en 2004, procedente del Olympique de Marsella, nadie, ni siquiera Shevchenko, ha conseguido desbancarlo de la titularidad.

Nacido en África, se mudó pronto a Francia, cuando apenas tenía cinco años, para vivir con su tío Michel Goba, futbolista de nivel medio. Su primer contrato profesional no llegaría hasta los 21 años, su debut en la Ligue 1 se retrasó hasta 2002 y no fue declarado mejor jugador de África hasta 2006.

"El increíble destino de Didier Drogba". Así se titula el documental que sobre su vida estrenó hace menos de un año el director de cine Cedric Degruson. Quizá debería haber esperado algo para encontrarle el final perfecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios