Tenis l Roland Garros

Lo esperado y lo inesperado

  • Nadal y Ferrer se exhiben para pasar a tercera ronda junto a Verdasco, Robredo y Medina, mientras que Carla Suárez supera a la ex número uno Amelie Mauresmo

Los tenistas españoles arruinaron el día de los espectadores franceses en Roland Garros con cuatro dolorosos éxitos sobre jugadores locales. Rafa Nadal arrasó a Nicolas Devilder, algo esperado, todo lo contrario de lo que sucedió con la juvenil Carla Suárez, verdugo de la principal baza gala, Amelie Mauresmo, en plena cancha central.

Fue el inicio de una jornada que terminó con otros dos golpes al orgullo francés: David Ferrer, número cinco del mundo, no se apiadó del veterano Fabrice Santoro, al que liquidó por 6-0, 6-1 y 6-0. Ya casi sin luz, Tommy Robredo batió 6-7 (7-9), 6-4, 6-4 y 6-4 al francés Marc Gicquel. Antes, Fernando Verdasco se sumó al gran día español derrotando al argentino Juan Chela por 7-5, 4-6, 6-3 y 7-5.

"Este resultado es prácticamente imposible, en 100 partidos no se da. Él no ha tenido su mejor partido, y yo sí", señaló Ferrer tras un encuentro, que terminó entre silbidos de algunos aficionados en la cancha central. El alicantino se medirá ahora con el australiano Lleyton Hewitt, su ídolo de juventud. "Le pedí este año una camiseta en Australia, y me dio la de la Copa Davis", explicó el número dos de la Armada, que es sólo 14 meses más joven que Hewitt, protagonista de una carrera precoz que lo llevó a ganar su primer torneo a los 16 años. Carrera precoz como la de Nadal o Suárez, quienes, junto a Robredo y Verdasco, son las otras caras del triunfo español. "Yo entré con mucha confianza. Si no la tienes en partidos como estos y no te crees que vas a ganar, vas mal", dijo Suárez, canaria de 19 años, tras lograr la victoria más importante de su carrera al batir a la vigesimasegunda favorita por 6-3 y 6-4, en apenas 72 minutos. "No sé si le dejé imponer su estilo demasiado, porque tiene un estilo típicamente español. Normalmente son los hombres los que juegan así. Ella tiene golpes muy largos, pero con bolas no tan rápidas", se lamentó Mauresmo.La última francesa en conquistar Roland Garros fue Mary Pierce en el año 2000, y en los últimos 60 años sólo tres alzaron el trofeo de campeonas.

La fina llovizna que despidió a Mauresmo también afectó a Nadal, aunque bastante menos que en la primera ronda, pues tardó tres días en acabar su partido. Tras su 6-4, 6-0 y 6-1 sobre Nicolas Devilder, 148 del ranking mundial, Nadal ya piensa en su obstáculo de hoy, el finlandés Jarkko Nieminen. "Es quizás el primer rival de nombre que me toca. Hay que respetarlo, que si no estará complicado", dijo el tenista manacorí.

Las malas noticias, por contra, las protagonizaron Albert Montañés, que no pudo con el suizo Roger Federer, aunque le arrebató el primer set, David Marrero, que tampoco hizo valer el triunfo en la primera manga ante el croata Mario Ancic, Pablo Andujar y Guillermo García López, sacudido por el ruso Dmitry Tursunov.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios