"El equipo invita a pensar que el futuro será bueno"

  • El nuevo técnico del filial amarillo entiende que ha dado "un salto importante" en sus pretensiones y augura un papel clave para la cantera la próxima temporada

Cuando un día abandonó el Ramón de Carranza siendo aún futbolista y teniendo por delante algunos años más a un óptimo nivel competitivo, este gaditano de 39 años ya pensaba en su retorno. Y lo hacía realizando un guiño a los banquillos porque ya sabía que iba a ser su siguiente destino. Así fue y así es. Raúl Procopio regresa a su casa con unos conocimientos y una experiencia que le convierten en una garantía en la compleja labor de formar jugadores a las puertas del fútbol profesional.

-¿Qué significa para un gaditano y ex cadista entrenar en el club de sus amores?

-En principio supone un salto muy importante en las pretensiones de un técnico al acercarse a la elite, ya que un filial de un equipo de Segunda A está cerca de la elite. Además, como cadista supone lo máximo tras 20 años en el club como jugador. Es una satisfacción muy grande.

-Pero usted soñaba con este momento, ¿no es cierto?

-Evidentemente mientras jugaba tenía claro que quería seguir vinculado al fútbol. Cuando ejercía de jugador alternaba con sacarme el título de entrenador. Podía ser siempre una posibilidad. El caso más claro y reciente es el de Calderón, que después de tres años trabajando en la cantera le ha llegado la oportunidad. Está claro que se trata de una opción de futuro importante; y si no puede ser en el Cádiz, pues será en otra parte.

-¿En qué ha cambiado el Cádiz B actual al de su época?

-Creo que no sólo afecta al Cádiz B, ya que es algo generalizado al fútbol actual, que se vive de otra manera. Se ha mejorado en instalaciones y en la forma de trabajar. Pero la ilusión de nuestra época era tremenda por llegar al primer equipo. Hoy parece que esa ilusión está dormida y que los jóvenes se exigen menos. Es difícil encontrar jóvenes con ilusión y actitud para el fútbol. Y eso que hay más posibilidades para trabajar.

-¿Qué sensaciones tiene para lo que resta de temporada?

-Las mías particulares son muy buenas porque soy optimista y ambicioso por naturaleza. Después de ver el primer partido, a pesar de que perdimos, el equipo dio una imagen fenomenal y eso siempre es ilusionante. Creo que se disfrutó de una tarde buena de fútbol. El Cádiz B invita a pensar que el futuro va a deparar cosas buenas. No debemos pasar apuros retocando algunas cosas. Tras los próximos ocho partidos podremos pensar en otras cotas. Ahora lo primero es salir de la parte baja, pero si enlazas varias victorias te colocas en la zona tranquila.

-Esos retoques de los que habla son la llegada de refuerzos, ¿verdad?

-Esperemos que sí. Hay zonas que debemos fortalecer porque tenemos gente que juega en posiciones en las que no desarrolla su potencial, como Paco Vázquez, que juega de central y es centrocampista. También nos falta un referente arriba, necesitamos un hombre gol. Pero hay que tener en cuenta las necesidades del club y del primer equipo.

-En ese sentido, ¿qué le dice la excelente trayectoria del Balón?

-Está claro que a medida que vayan subiendo equipos, es mejor para toda la estructura del club. Es difícil tocar un equipo que está haciendo una campaña buena, pero es la ley del fútbol y de la cantera: tirar de atrás. Hay que valorar que es un bien para el jugador porque asume nuevos retos y responsabilidades. Hay que tener una mentalidad más abierta en este sentido, si bien entiendo la necesidad de ascender al Balón y lo mucho que están apostando Quique González y ahora Luis Escarti para conseguirlo.

-Arturo Baldasano, Moisés Israel, García Remóný ¿a qué le suenan?

-En un principio venían con mucha ilusión y ruido, y al final las nueces eran pocas. Parece que ahora las cosas se van a reconducir y sabemos que el año que viene se va a hacer una mayor política de cantera. En épocas anteriores el Cádiz tenía poco jugadores de afuera y se completaba con gente de la casa.

-Entonces, estamos ante un cambio de ciclo, ¿no cree?

-El paso de Arturo Baldasano ha creado un cisma y seguramente el año que viene se adoptará una política de mayor austeridad basándose en la cantera. En este caso no hay mal que por bien no venga.

-No sé si había conocido antes un grupo X con tantos aspirantes a disputar la fase de ascenso a Segunda B.

-Esta temporada han comenzado con posibilidades reales de estar arriba diez u once equipos. Veo favoritos al Villanueva, San Fernando, Puerto Real, Los Barrios Balona..., pero el Villanueva es el más fuerte de todos. Para los otros tres puestos hay hasta siete equipos que son candidatos a entrar en esas posiciones. Esto antes no pasaba. Ya digo que además de todos los nombrados están el Arcos, Los Palacios, que quizá no ha empezado muy bien, y las sorpresas, en las que podrían entrar el Sevilla C y el San Roque, que también están destacando.

-¿Y dónde dejamos al Cádiz B?

-Nosotros tenemos que ver lo que pasa en el último tercio de competición, cuando se podrán evaluar nuestras opciones. Está claro que frente a los favoritos competimos en ilusión y entusiasmo, pero no en presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios