Fútbol l Fase de ascenso a Segunda División B

La enfermería isleña, a la altura de la moral

  • Reque se lastima un tobillo y se une a la amplia lista de dudas en el San Fernando para recibir mañana al Calahorra

La preocupación es la tónica general de los últimos entrenamientos del San Fernando de cara al partido de mañana ante el Calahorra. Y es que la plantilla isleña está llegando al tramo final de la temporada a lo justo, con serios problemas y, lo que es más grave, con jugadores claves entre algodones.

Wicha, quizás el hombre más importante de la defensa, está trabajando a marchas forzadas por si su equipo le necesita en una futura eliminatoria. Esto ha hecho que Galera tenga que ocupar la demarcación de central, pero el jiennense sufre una dura lumbalgia. El sustituto natural de Galera en la zona derecha de defensa es Regino, pero un encontronazo en el último partido de Liga ha hecho que su rodilla derecha tenga una terrible inflamación y su participación parece complicada. A éste lo ha sustituido Reque, que el miércoles se torció un tobillo y, todo indica que no estará para mañana, por lo que Iriondo, de momento, se encuentra con la única posibilidad de que Chori se convierta en lateral derecho.

En el centro del campo, los problemas se multiplican ya que Canito no ha podido entrenar durante toda la semana al padecer un golpe en el muslo de su pierna derecha y, su acompañante en el centro del campo, Dani Marcos, fue expulsado y no podrá estar disponible. Mirando que Reque era el tercer hombre en ese puesto, Iriondo solamente tiene fijo en la posición de centrocampista a Porto, a la espera de poder contar con el capitán del equipo, Canito.

A todo esto hay que unir que Sergio Berro sufre unas molestias en la parte posterior de la rodilla y que Iván Guerrero tiene el tobillo inflamado y un pinchazo en un muslo sufrido en el partido disputado en tierras riojanas. Este es el panorama con el que el San Fernando tiene que defender el uno a dos cosechado en la ida por lo que "necesitamos más que nunca el calor de la afición", señalaba Canito en el día de ayer.

Antonio Iriondo trabajó con los jugadores que están aptos ayer en el mismo escenario donde se jugará el partido y la cara del entrenador era el reflejo del alma, aunque siempre optimista en sus declaraciones argumentaba que "hay que seguir trabajando y pensar que los que están lo harán a tope, porque el equipo tiene que responder como eso, como un equipo en todo momento", señalaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios