fútbol primera andaluza

Un ecuador con dos caras opuestas

  • Durán califica de "buenas" las primeras jornadas del Recre Portuense antes del bajón por las lesiones

El técnico del Recreativo Portuense, Juanjo Durán, observa el partido contra el Tesorillo. El técnico del Recreativo Portuense, Juanjo Durán, observa el partido contra el Tesorillo.

El técnico del Recreativo Portuense, Juanjo Durán, observa el partido contra el Tesorillo. / f.l.

Finalizada la primera vuelta de la competición, el entrenador del Recreativo Portuense, Juanjo Durán Ayllón, rememora un buen inicio de campeonato y un declive posterior, que atribuye a las lesiones del delantero Rafi Cruz, que acumula cinco partidos ausente, y del lateral derecho Kike, que suma cuatro, así como al resultado del estudio de los rivales sobre la forma de jugar de los suyos y el progresivo deterioro del césped por el frío y las lluvias, factor negativo para una escuadra que gusta de tocar el esférico.

"El Recre no llega tres veces y marca dos, sino que necesita cinco opciones para materializar una. En ese contexto, la falta de Rafi Cruz nos perjudica mucho. Añade cosas diferentes, marca, asiste y su concurso aporta seguridad sicológica a los compañeros", explica el técnico, que confía en que el ariete (pichichi, junto a José Serrano, con cinco dianas) pueda saltar de nuevo al césped el próximo domingo ante el Jédula y competir en torno a 30 minutos (por lo que respecta al regreso de Kike podría producirse la próxima semana, en San Fernando).

Es esa falta de capacidad goleadora (sólo 21 tantos anotados en 17 citas) uno de los elementos que explica que el Recreativo sea, con diferencia, el equipo que más empates registra (9, por delante del Vejer, con 6): "Igualamos mucho porque no conseguimos matar los partidos, de forma que el choque sigue con vida y hay ocasiones en que el rival termina por igualarnos, como nos ha ocurrido en los minutos finales de algunas contiendas", analiza Durán.

Con todo, el preparador, al mando de un Recre Portuense decimoprimero en la tabla, con 18 puntos, se siente satisfecho de su debut en la categoría (llegó procedente del Wea Sierra de Cádiz, donde dirigía a un juvenil que culminó la temporada en tercera posición). "Estoy aprendiendo mucho y creo que hemos dado un saltito al mejorar el ambiente y confeccionar un grupo bueno, con futbolistas comprometidos. A partir de ahí me marco un proyecto a dos o tres años en el que nos desenvolvamos en la primera mitad de la tabla. Hay que tener en cuenta que el plantel es muy joven: hemos disputado encuentros con seis o siete jugadores por debajo de los 21 años", asevera el entrenador, que define a los portuenses como "un conjunto humilde, que no dispone de presupuesto para fichar, en contra de lo que le sucede a adversarios como el Chipiona, que, siendo colista, se nos presentó en el Marcos Monge con siete incorporaciones".

Pese a la limitación presupuestaria, la entidad se mueve estos días en pos de refuerzos. El técnico confirma el fichaje de Juanca, un central de 28 años que la pasada campaña militaba en el Estella y de cuya experiencia se espera mucho en una parcela en la que sólo se cuenta con Víctor como central puro. La incorporación de un goleador constituye el siguiente reto.

Por lo que respecta al próximo rival, el Jédula, al que los portuenses reciben el domingo a las 12:00 horas, Durán Ayllón pronostica un enemigo "que vendrá a atrincherarse, esperar su momento e intentar ganar, pues camina penúltimo, con 11 puntos, a cinco de la salvación, y necesita sumar de tres en tres". El técnico rojiblanco concede que los suyos también requieren volver a una senda de la victoria que no se paladea desde que el ya lejano 5 de Noviembre se doblegara a la Roteña (2-0). Desde entonces han transcurrido siete encuentros, saldados con cuatro empates y tres derrotas: "Necesitamos despegarnos de los puestos de peligro lo antes posible", concluye, consciente de que la frontera, marcada por el Rayo Sanluqueño con 15 puntos, sólo la supera el Recreativo por 3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios