Una cuestión de carácter

  • El Castellón es un equipo agresivo y competitivo con Pepe Murcia · Mario Rosas marca el juego, tiene gente rápida arriba y una pareja de centrales muy fiable

Cuando a la finalización de la jornada 18 el Castellón caía 2-0 en Albacete, alguien en el club albinegro pensó que las cosas no podían ir a peor. Eso llevó al despido de Moré, se optó por contratar a Pepe Murcia y el resultado ha sido excelente. El Castellón ha pasado de ser un equipo cadavérico a uno de los animadores de la competición. Y es que hay ocasiones en las que un entrenador sí puede cambiar las cosas.

sin balón

El nuevo Castellón es, por encima de todo, un equipo con mucho carácter y con una agresividad bien entendida, algo que faltó en muchos momentos de la primera vuelta, aunque no contra el Cádiz, precisamente. Defensivamente es un equipo que ha encajado muy pocos goles, que cuenta con una defensa sólida y mucha ayuda colectiva.

con balón

Ahora el Castellón es un equipo que se mueve al ritmo que marca Mario Rosas, ese tipo de centrocampista creativo que no sabe si tiene que jugar como medio centro o en la mediapunta. No defiende mucho, pero tiene claridad en el pase. Además, cuenta con el apoyo de futbolistas que van a más como Arana, Obermans o Tabares.

lo mejor

Lo más destacado del conjunto albinegro es que sabe lo que hacer con el balón y dispone de gente rápida para hacer daño a la contra. Además, cuenta con dos centrales (Mora y Dealbert) muy fiables. Ahora reúne las características ideales de ser seguro en defensa y vertical en el ataque. Gracias a ello está a cuatro puntos del ascenso.

lo peor

Se desconoce si hay algo de efecto gaseosa en la reacción castellonense. De momento está aguantando el tirón. Con carácter y con moral todo es posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios