Supercopa de Europa

El Zenit mete miedo a Juventus y Real Madrid

  • El Zenit, campeón de la Copa de la UEFA, se impuso por 2-1 al Manchester United, campeón de la Liga de Campeones, y se adjudicó la Supercopa

Sorprendente ganador de la UEFA la pasada temporada, el Zenit ha demostrado que los posibles temores que pueda albergar el Real Madrid o el Juventus, sus rivales en la fase de grupos, no son infundados. El campeón ruso no es un equipo menor con fortuna, es un conjunto con calidad que cada vez se siente más potente y ha perdido el respeto a la aristocracia europea. Su técnico, el holandés Dick Advocaat, se permitió el lujo, incluso, de dejar en el banquillo a su estrella, Andrei Arshavin, para mostrar al mundo al portugués Danny, por quien ha pagado 30 millones de euros.

El Zenit no dio tregua al Manchester en toda una primera mitad en la que fue mejor, creó más ocasiones y terminó por marcar instantes antes del descanso, en un saque de esquina lanzado por el argentino Alejandro Domínguez, peinada hacia atrás por Igor Denisov y que introdujo en la meta Pavel Pogrebnyak.

Tras el descanso, salió Arshavin, pero no fue éste el jugador decisivo del equipo ruso, sino el portugués Danny, que amplió la ventaja de su equipo en una bella acción individual, en el minuto 59.

Reaccionó el Manchester y se equivocó el Zenit, que se echó atrás en busca de un contragolpe ganador.

No llegó el empate porque el equipo de Alex Ferguson no encontró más forma de marcar que con la mano de Scholes, que se ganó la segunda amarilla, y el Zenit logró la Supercopa, la primera para un conjunto ruso, la que le corona como la gran alternativa del fútbol europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios