fútbol liga santander

El Valencia vuelve a tirar de eficacia

  • El equipo de Marcelino, al que Adrián perdona el empate al final, acaba la primera vuelta con 40 puntos

El deportivista Adrián López le pelea el balón a Rubén Vezo. El deportivista Adrián López le pelea el balón a Rubén Vezo.

El deportivista Adrián López le pelea el balón a Rubén Vezo. / Cabalar / efe

El Valencia, como el Celta de Vigo en el anterior partido de la temporada en el estadio Abanca-Riazor, rentabilizó (1-2) los errores del Deportivo, que estuvo a punto de rescatar el empate en los últimos minutos.

Después de dos derrotas a domicilio, a los levantinos les bastó con aprovechar la pésima actitud defensiva del Deportivo para reencontrarse con la victoria.

Un regalo del portero Rubén en la primera parte y otro de Albentosa en la segunda dejaron el triunfo en bandeja el triunfo al Valencia. El Deportivo reaccionó en la recta final del choque y Adrián pudo darle el empate al conjunto blanquiazul pero perdonó un mano a mano.

El técnico del Valencia, Marcelino García Toral, optó por el debut como titular de la última incorporación de su equipo en el mercado invernal, el francés Coquelin, y dejó en el banquillo a Zaza y a Vietto para apostar por Rodrigo y Santi Mina como pareja ofensiva ante un Deportivo que mantuvo a diez de los once jugadores que habían empatado con el Villarreal.

Lucas Pérez, recuperado de una dorsalgia, reapareció en la alineación de Cristóbal Parralo, que le utilizó como extremo en lugar de como delantero centro y pretendió dar más mordiente al equipo al mantener en el once a Florin Andone y Adrián López.

Guedes quería ser protagonista en el césped de Riazor y, tras amenazar a Rubén con un derechazo lejano que rozó la escuadra, encontró el premio con un disparo mucho menos sofisticado a ocho minutos para el descanso tras una cadena de errores en la retaguardia blanquiazul.

Santi Mina se abrió paso entre Sidnei y Guilherme, cedió el balón a Rodrigo y este asistió al luso, que armó la pierna derecha y forzó un gravísimo fallo del portero del Deportivo, al que se le coló el esférico.

Lo que al Deportivo le costó demasiado, al Valencia le resultó súper sencillo. Otro regalo de los locales, esta vez un pase de Albentosa que interceptó Santi Mina, dejó al descubierto una vez más la fragilidad defensiva de los coruñeses. Rodrigo disparó desde la frontal, Mosquera lo desvió y Rubén fue incapaz de reaccionar.

El Deportivo logró meterse en el partido instantes después con un tanto de Andone, que marcó por tercera jornada consecutiva. Adrián tuvo el empate en sus botas en el tiempo de descuento, pero, solo delante de Neto, envió el balón por arriba de la portería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios