Fútbol l Tercera División

Tercera División: Un empate y dos lecturas

  • La Balona desaprovecha en Coria un 0-2 tras el descanso, pero se marcha satisfecha con el punto conseguido tras acabar el partido con nueve jugadores

Coria: Juan, Garrido, J. José, Chico, Marín, Quintero (Israel, 46'), Ismael, David, Melquiades, Jorge (J. Antonio, 46') y Álvaro (Curro, 71'). Balona: D. Zamora, Francis, Antonio Merino, Johny, Alberto Merino, I. Chico (Domingo, 65'), I. Collado, C. Guerra, Biri (Nacho, 71'), P. Niño y Joseph (J. Flores, 90'). Árbitro: Jirona Arjona (cordobés). Expulsó con roja directa al albinegro Francis (73') y por doble amarilla a P. Niño (82'). Amonestó a los locales Israel y Quintero y a los visitantes Antonio Merino, Alberto Merino, C. Guerra, I. Chico e I. Collado. Goles: 0-1 (10') Carlos Guerra. 0-2 (24') Carlos Guerra. 1-2 (66') Álvaro. 2-2 (74') Juan José, de penalti.

La Balona, que sigue sin poder echarle el guante a los equipos poderosos del grupo, sumó ayer en Coria un empate de difícil disección. Por un lado, un punto fuera de casa para un conjunto que juega en inferioridad numérica más de 20 minutos y 10 de ellos con sólo nueve hombres se antoja una bolsa valiosísima y muy meritoria. Por otro, un empate después de marcharse al descanso con una renta de 0-2 recuerda dolorosamente a los pecados capitales que devolvieron a la Balona a esta categoría la pasada andadura.

Los primeros 45 minutos -y en general gran parte del partido- estuvieron muy por encima de lo que suele verse en Tercera, pese a que el terreno, blandito, no daba para florituras.

En el minuto 10 llegó el 0-1. Un auténtico golazo de Carlos Guerra, que sorprendió con un zapatazo desde la lejanía a Juan.

La Balona recordaba a la de Ceuta. Disciplinada, ahogando con presión la salida del balón del rival y buscando la contra. La encontró en el 24' en una excelente acción personal de Biri, que ganó la línea de fondo y mandó el balón a las entrañas del área para que otra vez Carlos Guerra pusiese firma, de cabeza, al 0-2.

En el 65' llegó el momento clave del choque. Ismael Chico pidió el cambio y su salida desajustó a la Balona, que por minutos estuvo en manos del rival.

De hecho uno más tarde, en el 66', el cántaro acabó por destriparse. Antonio y Alberto Merino no se entendieron y permitieron que Álvaro fusilase literalmente la meta albinegra. Era el 1-2.

El partido se enmarañó tal como quería Juan Carlos Álvarez y en el 73' Francis desplazó en el aire a Ismael cuando éste se disponía a cabecear a puerta vacía. Penalti, que existió, expulsión del zaguero y el 2-2, obra de Juan José desde los once metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios