El Portuense busca el fin del maleficio

  • Pequeños logros El Racing luchará por su primera victoria en el José del Cuvillo ante el único equipo al que ha ganado

El Racing Portuense (puesto 20, 16 puntos) recibe al Club Deportivo Guadalajara (puesto 10, 35 puntos) en un partido que enfrenta al último clasificado con el que ocupa el ecuador de la tabla, dos equipos con trayectorias opuestas: mientras los rojiblancos vienen a asumir el descenso prácticamente como un hecho y ponen su objetivo en conseguir pequeños logros, manteniendo siempre la dignidad deportiva, los segundos llegan con la permanencia cercana, sin excesivas presiones para luchar por el ascenso (siete puntos les distancian de la cuarta posición, que goza el Puertollano).

La historia, en cualquier caso, refleja un dato revelador y es que la única victoria conseguida por los racinguistas en todo el transcurso del campeonato se consiguió en el Estadio Pedro Escartín, donde (corría el 11 de octubre) se registró un sonado 1-3, con un tempranero gol de Kikín, secundado en la segunda parte por un tanto de penalti de Sanlúcar, al que respondería Villa acortando distancias, redondeando Vázquez el electrónico en un contraataque y firmando personalmente el único tanto que el sub 23 ha conseguido hasta la fecha. Aquel triunfo, logrado en la jornada octava, parecía presumir el inicio del despegue racinguista, pero lo más que se obtuvo en adelante no serían sino empates, sin que se haya registrado otro éxito siquiera en el José del Cuvillo, donde la afición anda huérfana de alegrías en una temporada nefasta en tantos sentidos.

El técnico, Jordi Fabregat, tendrá que afrontar la baja por sanción del defensa Antonio Sambruno, sensible ausencia toda vez que los dos centrales (Sambruno y Merino) forman parte del selecto grupo que mejor temporada está realizando en este tocado Portuense y que podría provocar un retraso en la posición de Iturralde. Faltará, además, el canterano Quique, que no ha entrenado durante la semana por problemas personales y a quien sustituirá Alberto. Sanlúcar y Nacho Garrido continúan con molestias, pero saldrán de inicio.

Por su parte, Rafael Carrillo, entrenador del conjunto manchego, se desplaza con más bajas que de costumbre, un total de cinco: los sancionados Jorge Martín (central, capitán morado), Jorge García (mediocentro) y Villa (delantero) y los lesionados Quesada (central) y Feito (lateral izquierdo), siendo el delantero Cabanillas, del filial, la gran novedad de la convocatoria. El técnico visitante ha insistido en que el choque resultará complicado ante un conjunto que ya se impuso en la ida y que, por tanto, sabe cómo ganarles y espera que sus hombres se liberen de una presión que entiende les perjudica.

El equipo manchego tiene en Álex a su máximo goleador (8 dianas), constituyendo también un referente ofensivo el central Richi, quien, con sus 5 tantos, se erige como el segundo efectivo más eficaz de cara a la portería contraria. Los rojiblancos deberán prestar también atención a individualidades como las del centrocampista Rubén Cuesta o el extremo Iván Moreno, muy habilidoso en el uno contra uno. Los visitantes no suponen una escuadra muy goleadora (26 dianas, aunque superan las exiguas 18 de los locales), si bien se muestran bastante fiables en defensa (sólo han encajado 24 goles, lo que les convierte en la tercera zaga más segura, por 38 de los rojiblancos).

El colegiado extremeño Fernando López Acera arbitrará el encuentro. Esta campaña ha dirigido nueve choques, con balance positivo para los foráneos (tres victorias locales, dos empates y cuatro triunfos a domicilio).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios