Fútbol l Primera Andaluza

Pescar en río revuelto, una buena opción para el Balón

  • Los amarillos visitan a un Arcos que hoy se puede quedar sin presidente

El Balón de Cádiz acude al Antonio Barbadillo de Arcos con el objetivo de ser el equipo de las grandes ocasiones: el que ganó al Algeciras en el Nuevo Mirador, el que empató frente al Xerez B en La Juventud o el que fue capaz de vencer a la Roteña y al Rota, en ambos casos en El Rosal. Es el camino fijado por los pupilos de Juan Antonio Benítez para ganar en madurez y dar otro paso hacia la permanencia.

Después de dos empates, en Isla Cristina y en casa contra el Bornense, a los amarillos les agradaría despedir febrero con un marcador favorable en el campo de un rival temible. Para conseguirlo, Benítez puede disponer de Juanjo, Parra y Joaquín, cuyas sanciones ya forman parte del pasado. También Rubén estará bajo la disciplina de este equipo al no ser convocado por el Cádiz B, lo que no sucede con Dieguito y Carrasco, que se van con el filial. El que debe parar es Melli, que vio el pasado sábado su quinta cartulina amarilla, mientras que persiste la duda de Diego Ramírez. El defensa se llevó un golpe a la altura del pómulo en el entrenamiento del jueves y está pendiente de los resultados de algunas pruebas médicas.

Benítez admite que el choque es tremendamente difícil, pero avisa que "a mis jugadores les gusta este tipo de partidos, se motivan de forma especial por la categoría del rival". "Es una baza que corre a nuestro favor y que permite transformarnos".

El presidente del Arcos, Francisco Gago, tiene previsto presentar su dimisión a pesar de que aún le queda un año de mandato. Gago argumentará motivos personales para tomar una decisión que a última hora de ayer tenía tomada. Ayer ya conocían la decisión algunos directivos y hoy, tras el choque ante el Balón, el presidente se lo comunicará a los jugadores.

En lo deportivo, Marcos, sancionado y Vito se han quedado fuera de la lista. Este último cayó lesionado al sufrir un esguince en el tobillo izquierdo que le apartará de la convocatoria y se le ha aplicado un tratamiento inmovilizador que, como mínimo, durará diez o doce días. El ubriqueño Venegas se ha recuperado de un proceso de alergia producido por una infección que contrajo en un picnic en el campo, que le afectó en el cuello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios