Un Perú con caras nuevas

  • Del Solar recurre a 'jóvenes figuras' para suplir las bajas de los indisciplinados

Perú, renovado tras la suspensión de varias de sus estrellas, afronta hoy una prueba de fuego frente a España, en un partido amistoso pactado para evaluar sus reales posibilidades en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial del 2010.

Dirigido hasta ahora con poco éxito por el ex internacional José 'Chemo' del Solar, Perú ocupa la penúltima posición, con sólo dos puntos, por lo que tiene la necesidad imperiosa de recuperarse en los dos próximos partidos de eliminatorias, que jugará en junio frente a Colombia y Uruguay.

El combinado inca afrontó en los últimos meses una seria crisis por la indisciplina de varios de sus principales jugadores, acusados de haber participado en una juerga en la concentración peruana, tras el partido disputado con Brasil en Lima (1-1), el pasado noviembre. La Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol sancionó con una suspensión de 18 meses a Claudio Pizarro, del Chelsea inglés; Jefferson Farfán, del PSV Eindhoven holandés; Andrés Mendoza, del Steaua Bucarest rumano; y Santiago Acasiete, del Almería español.

Si bien la medida fue un claro mensaje a los indisciplinados, también golpeó en la columna vertebral del combinado nacional, que ha debido recurrir a jóvenes jugadores para suplir las bajas. De sus jugadores más reconocidos, Perú sólo mantiene al delantero Paolo Guerrero, del Hamburgo alemán, y a los centrocampistas Nolberto Solano, del West Ham inglés, y Juan Vargas, del Catania italiano, aunque este último no jugará hoy por estar recuperándose de una lesión.

Para suplir a los ausentes, Chemo del Solar ha considerado a nuevas figuras, como los delanteros Hernán Rengifo, goleador del Lech Poznan polaco, y Daniel Chávez, del Brujas de Bélgica.

Entre los jugadores de la 'legión extranjera' convocados también figuraba el defensa Carlos Zambrano, del Schalke de Alemania, quien fue baja de último momento, al confirmarse que sufrió una fractura.

En la convocatoria aparecen, además, el portero George Forsyth, del Atalanta, de Italia; los defensas Martín Hidalgo, del Gremio, de Brasil; Alberto Rodríguez, del Braga, de Portugal; Rinaldo Cruzado, del Grasshoper, de Suiza; y Walter Vílchez, del Puebla, de México.

Además, los centrocampistas Juan Carlos Mariño, del Hércules FC, de España, y Juan Cominges, del Caracas de Venezuela, quien sin embargo no fue liberado por su equipo para viajar a España.

Con este nuevo panorama, la renovada selección de Perú afronta el partido de esta noche con optimismo y la convicción de que, más allá del resultado, pondrá a prueba su desempeño colectivo ante un rival que llega como amplio favorito.

Antes de partir de Lima, Nolberto Solano, el capitán de Perú, aseguró que "el desempeño de los peruanos será ideal para tomar en cuenta el equipo base para los partidos contra Colombia y Uruguay, ahí se verá nuestro verdadero potencial", refirió.

El zaguero Martín Hidalgo insistió en que Perú "tiene que jugar de igual a igual con España".

"Debemos demostrar desde un inicio cómo jugamos a la pelota, lo importante es el rendimiento, para nosotros no es importante ganar sino demostrar cómo estamos", declaró.

Perú también jugará un partido amistoso con México en la ciudad estadounidense de Chicago el 8 de junio antes de enfrentarse por las eliminatorias sudamericanas a Colombia, el 14 de junio, en Lima; y a Uruguay, en Montevideo, el 18 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios