Atletismo

Paquillo busca el ansiado oro

  • El ecuatoriano Jefferson Pérez y el ruso Sergey Morozov serán los principales rivales del granadino

El ecuatoriano Jefferson Pérez, triple campeón mundial y oro olímpico en Atlanta 96, y Paquillo Fernández, tres veces subcampeón mundial y plata en Atenas 2004, dirimirán mañana un nuevo duelo de titanes en los 20 kilómetros marcha, aunque con el nuevo plusmarquista universal, el ruso Sergey Morozov, a la expectativa.

Si todo discurre como en los últimos años, con la excepción de Atenas, donde el italiano Ivano Brugnetti reclamó el protagonismo y sorprendió al hacerse con la victoria, la prueba, que se disputará el sábado a partir de las 9:00 hora española, se presenta como otro duelo entre Jefferson y Paquillo.

Para el cuencano serán, a sus 34 años, sus últimos Juegos Olímpicos, una oportunidad para poner un broche dorado a una carrera brillante, jalonada con los éxitos en los Mundiales y el oro olímpico de Atlanta 96.

Jefferson Pérez le tiene ganas a los Juegos desde entonces. Ni en Sydney ni en Atenas pudo subir al podio. Toda la gloria que iba alcanzando en los Mundiales y en otras competiciones se le resistían, y ahora se ha preparado, como siempre, meticulosamente para cerrar el círculo.

Ha competido poco, como acostumbra, pero ya mostró que iba por buen camino al ganar en la clásica de Sesto San Giovanni, Italia, país donde ha ultimado su preparación.

Paquillo Fernández se presenta en Pekín con la necesidad interna de conseguir, por fin, un oro en una gran competición universal después de tanta plata.

Desde 2002, cuando se proclamó campeón de Europa en Múnich (Alemania) no se ha bajado de los grandes podios, con sus segundos puestos en París 2003, Atenas 2004, Helsinki 2005 y Osaka 2007, y con su segundo cetro continental en Gotemburgo (Suecia) en 2006.

Si el andaluz consigue una nueva medalla, será la octava de su palmarés que inauguró cuando se encontraba en edad promesa, con un bronce en el Europeo de Budapest 1998.

Paquillo Fernández se ha dejado ver más en el panorama internacional este año y acude con el récord mundial de los 10.000 metros marcha en pista (37.53.09), conseguido en los campeonatos nacionales hace menos de un mes, lo que renovó su confianza.

El español, como hizo antes de Osaka, ha cerrado su preparación en la localidad nipona de Matsue. "Llego en un momento muy bueno, no he tenido lesiones y estoy muy motivado por lo que mi objetivo es conseguir una nueva medalla en los Juegos Olímpicos", afirmó el pupilo del ex campeón polaco Robert Korzeniowski.

El español sabe que la humedad y el calor serán "dos inconvenientes a tener en cuenta en la carrera", pero que serán "duros para todo el mundo". Para el granadino las medallas estarán "en torno a 1.20 ó 1.21 o incluso más" por ese motivo.

Paquillo Fernández opinó que Jefferson Pérez es claramente uno de los favoritos puesto que "siempre llega extraordinario a la gran competición", e incluyó en el grupo de aspirantes al mexicano Eder Sánchez, "un chaval de 22 años con muchas ganas que el año pasado quedó cuarto en Osaka y en 2008 me ha ganado en una prueba", dijo el español, que también incluyó a los rusos con el nuevo plusmarquista mundial Morozov a la cabeza e incluso los chinos por su condición de anfitriones.

El ruso, con tan solo 20 años, se ha convertido en el nuevo plusmarquista universal al recorrer la distancia el pasado 8 de junio en su localidad natal de Saransk en 1.16,43 y por tanto parte como uno de los cabeza de cartel.

Otros ilustres como el noruego Erik Tysse, el australiano Luke Adams e incluso el tunecino Hatem Ghoula parten también en el bloque de marchadores que aspiran a luchar por las medallas en la esperada prueba, en la que son muchas las esperanzas puestas en las posibilidades de Paquillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios