El Hércules iguala una desventaja de dos goles

  • Sendoa pone el empate final tirando por tierra la buena primera parte del equipo salmantino

El Hércules salvó un punto ante el Salamanca (2-2) con un gol de Sendoa en la recta final del choque después de remontar un marcador adverso de dos goles.

El Salamanca mostró sus armas desde el primer minuto y se hizo con el balón y con el ritmo del partido ante la impotencia de un Hércules al que, como viene siendo habitual durante la temporada, le costó meterse en el partido.

La superioridad visitante quedó plasmada en el marcador en una jugada de fortuna. El portero herculano Unai Alba capturó un centro desde la banda izquierda, pero en su caída se golpeó con Sergio Fernández, el balón quedó suelto y Quique Martín sólo tuvo que empujar el balón a la red.

En pleno desconcierto herculano y con el ambiente crispado en la grada, David Catalá lograba el cero a dos a la media hora de partido tras cabecear una falta mal defendida por la zaga local.

El Hércules, que reclamó dos penaltis por una posible mano y una caída de Rubén Navarro, se vio beneficiado en el minuto 38 por una pena máxima cometida sobre Tote por Dani López. Farinós no desaprovechó la oportunidad para recortar la diferencia en el marcador.

Tras el descanso, durante muchos minutos, el partido fue un querer y no poder de un Hércules que buscó con ahínco el gol del empate.

El Hércules obtuvo su premio a tres minutos de que se cumpliera el tiempo reglamentario, en una jugada a balón parado en el que Sendoa recogió un rechace tras el despeje de Pagola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios