rugby primera regional

Guzmán Álvarez apela al amplio margen de mejora

  • El entrenador del CRAP cree que "nuestro techo está más arriba de la sexta posición actual", aunque admite que la categoría "ha subido el nivel"

El técnico del CRAP, Guzmán Álvarez Tapie, en la sede de la entidad. El técnico del CRAP, Guzmán Álvarez Tapie, en la sede de la entidad.

El técnico del CRAP, Guzmán Álvarez Tapie, en la sede de la entidad. / fernández hortelano

El Club de Rugby Atlético Portuense ha comenzado su andadura en Primera Regional Andaluza con unos resultados inferiores a los que muchos aficionados esperaban. En contraste con la presencia anterior, cuando el equipo se salió de la tabla, los cinco partidos disputados se han saldado con dos victorias (ambas en El Puerto, 40-19 frente a San Jerónimo y 66-0 ante el Mezquita) y tres derrotas (18-23 en el emparejamiento con el Jaén, 24-16 ante el CR Málaga y 24-21 en el duelo con el CAR Sevilla).

"El contexto es distinto. En nuestra primera presencia en Regional contábamos con un plantel hecho para competir en División de Honor B: se bajó por motivos económicos y se saltó al césped tras una buena pretemporada. Entonces había jugadores a un nivel muy alto que ya no están y esas ausencias son difíciles de suplir. Este descenso, en cambio, se ha debido a cuestiones estrictamente deportivas y nos ha cogido, además, con mucha gente joven y una deficiente preparación física, aspecto este último que estamos mejorando y que creo nos hará evolucionar en las próximas jornadas", analiza el técnico.

Pese a todo, Álvarez Tapie tiene claro que la plantilla "posee una calidad aceptable para la categoría, lo que sitúa su techo bastante más arriba de su nivel actual" y defiende que "gozamos de un amplio margen de mejora, aunque gran parte de ese espacio depende de la progresión individual de los jugadores".

Los portuenses se ubican en sexta posición en un grupo que conforman diez escuadras. Es el fruto de haber sumado 12 puntos, una estadística que completan 161 tantos a favor, 90 en contra (lo que hace una diferencia de 71), 21 ensayos realizados y 11 encajados, un 2 en el bonus ofensivo y otro dos en el defensivo. Por delante se ubican Jaén (24 puntos), Ibérica Mairena (19), Ciencias Cajasol B (14), Málaga (14) y San Jerónimo (12) y por detrás Sevilla (10), Arlequines de Miguelturra (5), Universidad de Granada B (5) y Mezquita (1).

"Si exceptuamos a Jaén y Mairena por arriba y a Arlequines, Universidad de Granada B y Mezquita por abajo nos encontramos con un nivel muy parejo entre el tercer y el séptimo clasificado, Cajasol B y Sevilla, a quienes sólo distancian cuatro puntos", analiza el entrenador, quien subraya que las derrotas sufridas por los suyos se han producido, en cualquier caso, "con marcadores ajustados" y en un contexto en el que aún hay que "avanzar en la conjunción".

Guzmán Álvarez entiende que el CRAP se enfrenta a una categoría "más competitiva que antes, con un Jaén que lleva tiempo intentando subir y escuadras como San Jerónimo, Mairena y CAR Sevilla que han aumentado su nivel al incorporar a efectivos del desaparecido Helvetia".

El técnico uruguayo destaca especialmente el potencial del conjunto jienense: "Se confirmaron mis sospechas de que era el rival más fuerte en esta liga, un equipo que practica un buen juego de delantera y que mueve el oval con inteligencia, pese a lo cual nos faltó poco para superarles", arguye.

Álvarez Tapie se plantea como principal objetivo "formar un equipo y que se compita cada vez mejor". El entrenador explica que a mediados de Agosto, cuando se iniciaron los entrenamientos, se hizo sólo con diez efectivos; ahora hay más de cuarenta fichas, con jugadores importantes que han decidido volver, como Joaquín Nimo o Jero, nombres a los que pueden unirse más retornos. "Resulta muy beneficioso contar con un número alto de deportistas, pues eso genera competitividad en los miembros de la plantilla, que se aperciben de que no pueden relajarse si quieren un puesto", asevera.

Por lo que respecta al capítulo de las lesiones el preparador reseña que, aunque ninguna reviste el carácter de grave, sí hay varios efectivos tocados, lo que complica las convocatorias. Cuando se le pregunta sobre el ascenso responde que su preocupación llegará "cuando nos acerquemos al final de la temporada y veamos dónde estamos".

El cuadro técnico prepara el próximo duelo, el que le emparejará, el domingo 19, con el conjunto manchego de Arlequines de Miguelturra. Hay una novedad: problemas en las instalaciones de los arlequinados podrían provocar que el primero de los duelos, en contra de lo dictado por el calendario, se celebre en El Puerto, devolviéndose posteriormente la visita.

Álvarez Tapie recuerda que en el choque celebrado hace tres años se encontró un adversario "aguerrido". "Por lo que observo en la tabla creo que no andarán tan bien como entonces pero no subestimamos a nadie. Confiarse supondría equivocarnos gravemente", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios