Cádiz | castellón · La previa

Ganar para seguir con vida

  • El Cádiz busca ante el Castellón un triunfo que le permita soñar · Gonzalo Vicente suplirá a Cristian

Comentarios 3

La tentación es grande de calificar el partido de hoy como una final, pero si se piensa mínimamente se llega a la conclusión de que el equipo amarillo lleva unos cuatro meses jugando supuestas finales y sería absurdo seguir insistiendo en ello. Que sí, que si hoy el Cádiz no gana, la distancia con los de arriba será insufrible, pero así llevamos muchas jornadas y la diferencia casi no cambia. Siete puntos, ochoý Una cantidad que no puede considerarse cercana, pero tampoco se puede catalogar dentro de lo imposible.

Y hoy el rival es el Castellón, un conjunto que ha ido de menos a más y que ahora tiene cuatro puntos más que el cuadro gaditano, algo impensable antes del parón navideño. El conjunto albinegro representa la esperanza que puede tener cualquiera para meterse arriba teniendo un buen mes y medio. A base de trabajo y de fe, los levantinos ya pueden aspirar al ascenso como hacen otros muchos, aunque con la idea clara de que se trata de un objetivo para el que tienen pase preferente rivales como el Celta o la Real Sociedad, entre otros.

Puede ser una buena jornada para animar un poco más la cosa porque hay algunos enfrentamientos directos, como el Sporting-Numancia o el Celta-Elche. Es lo que queda, ilusionarse con algunas carambolas que deben ir acompañadas, obligatoriamente, de un triunfo cadista. Con la mente fría, lo más lógico es pensar que tienen que darse muchos acontecimientos para que el equipo amarillo pueda tener alguna opción de luchar por la tercera plaza, pero las sensaciones que transmite el Cádiz después del partido en Salamanca son positivas.

En Córdoba el equipo fue capaz de superar numerosas adversidades y se vio algo que no aparece en las plantillas que se dejan llevar: el amor propio. En la segunda mitad de El Arcángel se vieron muchas ganas de llevar la iniciativa, de sacar un buen resultado, de demostrar que todavía hay ilusión para hacer cosas importantes en lo que queda de Liga. Y hoy debería aparecer de nuevo ese Cádiz ambicioso que no especula y que muestra sus recursos para hacer daño al rival. Porque este equipo quiere y puede.

Antonio Calderón va a poner de su parte para ello y alineará un once eminentemente ofensivo. Parri acompañará a Bezares en el doble pivote y por delante actuarán futbolistas llamados a llegar al área como Kosowski, Gustavo López, Natalio y Bangoura. Hay que pedir a Parri que esté tan vivo como en Córdoba, donde cuajó sus mejores minutos en el equipo. Pero no puede olvidarse de la faceta defensiva porque el Castellón querrá crear superioridad sobre Bezares sabiendo que el valenciano tiende a desengancharse para acercarse al área rival.

Algo similar perseguirán los cadistas con Mario Rosas, que también ocupará un sitio en el doble pivote, junto a López Garai. Hay que tener cuidado con sus pases e impedir que entre en contacto con el balón, pero también hay que buscar los huecos que dejará a sus espaldas. En los laterales se recupera la profundidad de Raúl López, que transmite mucho en el Carranza con sus internadas, y habrá que pedir a Gonzalo Vicente que mantenga el nivel de la pasada jornada, cuando demostró en Córdoba que puede rendir aceptablemente por la derecha. Incluso mejor que por la izquierda, su puesto natural. No es lo mismo cumplir durante un partido que hacerlo empezando de cero.

Contreras se recuperó de sus molestias físicas y no tendrá problemas para defender la portería. Se supone que jugará, igual que hay que suponer el resto de las combinaciones posibles. Calderón no ha facilitado lista de convocados, no hay parte médico oficial y no está nada claro quién ocupará plaza en el banquillo cadista. Parecen tener un sitio seguro Limia, Abraham Paz, Miguel García y Dani. Después, lo más normal es que el canterano Fran Cortés también vaya convocado. Queda por dilucidar si Fleurquin llegará a tiempo para estar, al menos, citado. Si hoy pasa una prueba física podría formar parte del grupo. Si no es así, cuenta con muchas opciones Manu Barreiro.

Ni caso hay que hacer de las estadísticas porque, de un tiempo a esta parte, el Castellón es un rival que no se la da nada bien al Cádiz. Hoy hay que pelear por lograr un triunfo que ponga a los amarillos más cerca de donde se merecen. Como dice Alberto Benito, no es bueno que haya alrededor del Cádiz un clima de excesiva exigencia porque ahora mismo sólo es uno de los muchos equipos que buscan ascender. Hay que pedirle mucho, por supuesto, pero sabiendo tener freno. Hoy debe ganar porque tiene equipo para ello. Lo que venga después ya se verá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios