Fontana: "Lo más importante es que el jugador ha dado todo lo que tenía dentro"

Carlos Fontana ha entrado por méritos propios en el olimpo de los dioses industrialistas. Por tercera temporada consecutiva, el técnico hispano-argentino ha salvado del descenso al Jerez Industrial, lo que se parecía poco menos que un milagro hace tres meses, con el equipo blanquiazul penúltimo y a ocho puntos de la salvación.

Y lo que se antojaba una quimera se hizo una realidad el pasado con la victoria en Ayamonte, triunfo que selló la permanencia matemática. Fontana respiró tranquilo: "Las sensaciones son de una relajación total porque hemos estado tres meses con una tensión tremenda, porque la situación del equipo era muy crítica y ahora creo que el trabajo está hecho, lo que prometí fue trabajo y el trabajo está cumplido".

Para el técnico del Industrial, no ha habido ningún secreto para afrontar las últimas jornadas con los deberes hechos. "El secreto más o menos va encaminado en el trabajo. Trabajar con mucho orden y disciplina, y sobre todas las cosas hacerle creer al futbolista que el camino es el que uno, más o menos por la experiencia de otros años, ha trazado. Entonces, el futbolista cada vez se implica más, los resultados llegan y sobre todas las cosas creo que el respeto y la disciplina dentro del vestuario. La verdad es que la situación de este año era muy crítica por muchos aspectos: la plantilla realmente era muy corta, en número y en prestaciones, porque había gente muy parecida, de las mismas características en los mismos puestos, no podía hacer muchas variantes... Pero bueno, la gente se implicó y lo más importante es que el jugador ha dado todo lo que tenía dentro", explicó Fontana, quien la temporada que viene podrá preparar la campaña desde el principio: "La directiva está involucrada en hacer un equipo, estuve hablando con ellos y les dije que ahí en Jerez hay una afición que hay que despertar a base de ilusionarla. No digo que el Industrial tenga que jugar una fase de ascenso o subir, o ¿por qué no?, pero por lo menos empezar a sembrar y hacer un equipo competitivo para entre dos o tres años tratar de dar el salto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios