Fichajes de Segunda B, a la espera del recurso

  • La base será para Segunda B y, si se gana, se reforzará con gente de Segunda A

Comentarios 33

El club cadista guarda con mimo los nombres de los jugadores con los que ha contactado pensando en la próxima campaña, pero hay varias operaciones que pueden concretarse en los próximos días porque José Manuel Barla lleva tiempo trabajando en ello. A la espera de conocer la categoría en la que militará el equipo, finalmente, se tiene claro el plan de trabajo para no perder tiempo en la planificación.

La entidad gaditana trabaja pensando inicialmente en que estará en Segunda B, sin que ello quiera decir que no tenga esperanzas de sacar adelante sus alegaciones ante Apelación o el CEDD. Pero no sería lógico fichar dando por sentado que estará en Segunda A por cuestiones económicas y tampoco tiene acceso en este momento a determinados futbolistas, que no están dispuestos a embarcarse en un proyecto sin un destino claro.

La idea es conformar un plantilla con seis jugadores sub'23, como obliga la reglamentación en Segunda B, y contar con un grupo de unos 16 futbolistas con nivel para jugar en ambas categorías. Se quedan con toda seguridad jugadores como Raúl López o Acuña y llegará Rubiato. Después estará por ver lo que acontecerá con gente como Fleurquin, Bezares, Enrique o Paz, sin olvidar a Chico, Lucas o Ezequiel, entre otros. Llegarán varios fichajes orientados a jugar en Segunda B, que no tienen que ser necesariamente jugadores que hayan militado en esta categoría la pasada campaña. Con ellos se pondría la base del plantel, confiando en que cuenten con nivel suficiente para ascender a Segunda A o para ser competitivos en esa categoría.

Si después se consigue mantener la categoría a través de Apelación, del CEDD o de la justicia ordinaria, se completaría la plantilla con cuatro o cinco futbolistas de nivel alto de Segunda A y así se dispondría de un grupo de garantías, pase lo que pase con los comités. El club ha tenido que dejar de lado algunos objetivos que perseguía antes de que se consumara el descenso. Es el caso de Maldonado, con quien las conversaciones estaban bastante avanzadas, y que ahora apunta al Sporting de Gijón, si Lopera se lo permite. También realizó un amplio seguimiento a Roberto, del Huesca, que ha sido el máximo goleador del nuevo equipo de Antonio Calderón, pero ya no está al alcance de los amarillos.

Suso, del Tenerife, es una opción que se maneja para la banda derecha, donde dejará un hueco Kosowski. No entra en los planes de José Luis Oltra y podría venir cedido, pero también es pretendido por el Vecindario.

Así pues, sigue el movimiento pese a que aún no se sabe dónde jugará el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios