Hockey hierba

España persigue su primer oro

  • El equipo de Hendriks se enfrenta a Alemania con la duda de Pol Amat por lesión

La selección española masculina de hockey hierba se enfrenta hoy (14:30 hora española) a Alemania en la final de Pekín en busca de la primera medalla de oro de su historia.

España jugará su tercera final olímpica, aunque hasta ahora nunca pudo subir al primer puesto del podio, ya que perdió los partidos decisivos de los Juegos Olímpicos de Moscú y Atlanta.

Alemania, en cambio, fue campeón en Barcelona. Además, los alemanes son los actuales bicampeones del mundo, tras haber ganado los Mundiales de Kuala Lumpur 2002 y Mönchengladbach 2006.

"Creo que es el momento para ganar la medalla de oro. Tenemos un equipo muy equilibrado entre jugadores jóvenes y con experiencia", señaló el delantero español Eduard Tubau, autor de dos goles en el triunfo 3-2 ante Australia, en la dramática semifinal del jueves que sirvió para colocar a España en la final de hoy.

La única derrota española en este torneo Pekín fue, justamente, ante Alemania, en la primera fase por 1 a 0. Pero al entrenador de España, el holandés Maurits Hendriks, no le preocupa ese antecedente. "Peor que ese día no podemos jugar. Jugamos muy mal y sólo perdimos por un gol. Yo creo que es algo positivo", señaló Hendriks.

El técnico, a diferencia del hockey español, ya ganó en su momento una final olímpica, concretamente en Sidney 2000, cuando dirigía a Holanda. "Pero ese antecedente no tiene ninguna importancia de cara al partido. Yo ahora sólo pienso en estos chicos, no en lo que pasó hace ocho años", aseguró Hendriks.

De cara a la final de hoy, la mayor preocupación para el entrenador holandés es el estado del tobillo izquierdo de Pol Amat, afectado por un esguince del ligamento lateral externo. "Se hace lo que se puede", parece haberse resignado Hendriks. Amat es el único de los españoles presentes en Pekín que jugó la final de Atlanta, pero su participación está en duda.

"No tengo un buen presentimiento", reconoció el propio Pol Amat después del triunfo en la semifinal ante Australia. Ayer, además, fue el único jugador ausente durante una conferencia de prensa que el equipo realizó en Pekín.

Alemania llegó a la final tras un emotivo partido ante Holanda, que terminó 1-1. Pero los bicampeones del mundo ganaron 4-3 por penaltis.

De ganar hoy, el seleccionado español conseguiría el triunfo más destacado de su historia, ya que a la falta de medallas de oro olímpicas, se le suman otras dos finales perdidas en Mundiales.

España fue segunda en Barcelona 1971 y Utrecht 1998. Su título de mayor jerarquía fue conseguido en el Champions Trophy de Lahore, Pakistán, en 2004, ya con Hendriks como entrenador.

Además, el triunfo podría suponer una revancha para España, que en Atenas 2004 perdió ante los alemanes el partido por el tercer puesto y se quedó sin medalla de bronce. Pero esta vez luchará por la gloria de la medalla de oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios