atletismo 2ª media maratón bahía de cádiz

Épica carrera con 906 ganadores

  • Jorge Soto y Noemí Martínez, los mejores de una cita marcada por las adversas condiciones climáticas

La chiclanera Noemí Martínez alza los brazos al cruzar la línea de meta por tercera vez como ganadora. La chiclanera Noemí Martínez alza los brazos al cruzar la línea de meta por tercera vez como ganadora.

La chiclanera Noemí Martínez alza los brazos al cruzar la línea de meta por tercera vez como ganadora. / jesús marín

El isleño Jorge Soto y la chiclanera Noemí Martínez se proclamaron vencedores de la 32ª edición de la Media Maratón Bahía de Cádiz, celebrada en la mañana de ayer entre el Estadio Iberoamericano de Bahía Sur, en San Fernando, y el Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz, en la capital, y marcada por el fuerte viento y la lluvia que acompañaron al más de millar de participantes. Entre los inscritos que no se presentaron en la línea de salida y los competidores que abandonaron durante la carrera, el caso es que finalmente fueron 906 los que completaron el recorrido. 906 valientes que, dadas las circunstancias, unas condiciones climáticas adversas como no se recuerda, pueden sentirse igualmente ganadores.

Soto, de la Unión Atlética San Fernando, cruzó la línea de meta parando el crono en 1h.12:02, mientras que el gaditano Luis Manuel Quintero, del Olimpo, y el también isleño Luis Figueroa, del Polideportivo Getafe, cerraron el podio absoluto con unos tiempos de 1h.13:49 y 1h.14:47, respectivamente.

Por lo que a las féminas se refiere, la chiclanera Martínez, del Bahía de Algeciras, se impuso con un registro de 1h.26:14, seguida muy de cerca por la gaditana Esther Córdoba, del Olimpo, segunda con 1h.26.36, y la isleña Raquel López, del Club Atletismo Nerja, tercera con 1h.26:51.

Pese a que desde primera hora se sabía el mal tiempo al que tendrían que hacer frente los participantes, la organización no se planteó en ningún momento la suspensión por cuanto las rachas de viento, de unos 50 km/h, no ponían en peligro la integridad de los atletas. Tocaba sufrir y los números no dejan lugar a la duda. De los 1.108 inscritos, nada menos que 204 no cruzaron la línea de meta bien porque se ausentaron en la salida del Iberoamericano, bien porque no tuvieron más remedio que retirarse en el transcurso de la carrera.

En este sentido, merece ser destacada la iniciativa del Club Atletismo Olimpo de la Tacita de Plata, que compitió con liebres que facilitaron que muchos participantes se agruparan en pos de llegar en tiempos de 1h.25, 1h.30, 1h.35, 1h.40, 1h.45 y 1h.55, lo que también les ayudó a combatir las rachas de viento sobre todo en la autovía.

En cuanto a los resultados, muy lejos del récord que en 1994 estableció el marroquí Elmauaziz Abdelkader con 1h.01.52, Jorge Soto reeditó el éxito que ya alcanzó en 2016, y lo hizo por delante de otros dos vencedores de ediciones pasadas, no en vano Luis Manuel Quintero alcanzó el triunfo en 2017 y Luis Figueroa, en 2015.

Por su parte, Noemí Martínez se coronó por tercera vez, después de las victorias de 2014 y 2016, relegando a la segunda plaza a una Esther Córdoba a la que le pasó factura su reciente esfuerzo en el Maratón de Sevilla que la llevó al título regional. En el kilómetro 18 marchaba tercera y su progresión sólo le bastó para dar caza a Raquel López, ganadora entre las ediciones de 2009 y 2013. La emoción de la categoría absoluta femenina se mantuvo hasta el final, con poco más de medio minuto de distancia entre las tres primeras.

Reseñar, por último, el acierto del cambio de itinerario en la capital, toda vez que la avenida principal dio más abrigo a los atletas, también más arropados por los aficionados presentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios