fútbol Segunda División B

Día para 'resucitar'

  • El San Fernando se enfrenta sin bajas y en busca de puntos para la salvación a un Lorca Deportiva en alza

Gabi Ramos, que ha cumplido su partido de sanción, dispara mientras que Carri observa. Gabi Ramos, que ha cumplido su partido de sanción, dispara mientras que Carri observa.

Gabi Ramos, que ha cumplido su partido de sanción, dispara mientras que Carri observa. / román ríos

Domingo grande en La Isla. Domingo de Resurrección. El San Fernando quiere terminar la que es, sin duda alguna, la semana más importante del año para la ciudad, cosechando tres puntos importantes, diríamos hasta vitales, para lograr la permanencia en el grupo IV de la Segunda B.

Y es que viene otro rival directo. De nuevo en juego hay hasta siete puntos, los tres que cosechas, los tres que resta al rival y el goal-average que, de momento, es para los azulinos que vencieron en tierras murcianas en la primera vuelta por el resultado de dos a cuatro.

Por eso el partido tiene, sobre el papel, tintes dramáticos. El San Fernando, para afrontar el tramo final de la competición, quiere alcanzar lo antes posible los 46 puntos, a los que le restan actualmente ocho en las mismas jornadas, es decir ocho, que disputar. Y el Lorca ha despertado de una forma impresionante en los últimos partidos, consiguiendo victorias épicas en campos como el del Extremadura, Huelva o Melilla, ganando al UCAM de Murcia, o empatando con el Marbella, lo cual dice mucho de la mejoría de un equipo que, en el transcurso de la primera vuelta, parecía desahuciado.

Pero es que los isleños también están en racha y la victoria ante el Badajoz y el empate en el tiempo de descuento en Sevilla ante el Betis Deportivo ha elevado de manera significativa la moral de los hombres de José Pérez Herrera, que afrontan el partido repletos de ilusión y con unas ganas impresionantes de seguir por el sendero, después de haber dejado atrás la peor parte del campeonato.

En el aspecto meramente deportivo, el técnico jerezano cuenta con la totalidad de sus efectivos ya que la enfermería del cuadro de San Fernando se encuentra, afortunadamente, vacía después de mucho tiempo con pacientes.

Esto dará una incógnita al once inicial que el entrenador del equipo azulino ponga en liza, principalmente porque habrá que ver si continúa con los mismos que hicieron un gran partido ante el filial bético o, por contra, cambia en algo el once inicial, donde podría entrar Javi Casares, que ha sido determinante en los dos últimos encuentros, así como Gabi Ramos, que ha cumplido su partido de sanción. El otro hombre que no pudo estar en Sevilla por castigo federativo fue Buba, aunque parece que tiene pocas posibilidades de entrar en el equipo titular.

Algo parecido ocurre con los murcianos, que sólo cuentan con la baja de su goleador Andrés Carrasco, que ya no pudo estar entre los participantes en el último encuentro que disputaron los de Mario Simón y donde se arrancó un valioso empate ante el Marbella.

José Pérez Herrera señalaba en la previa del partido que "es un partido importante, como lo fueron los anteriores porque estamos jugando auténticas finales y nos visita un equipo con el agua al cuello, necesitado de puntos para salir de los puestos de descenso, pero que ha experimentado un enorme cambio con el que tuvimos la oportunidad de derrotar en la primera vuelta ya que, de estar abajo y casi sentenciado, ha pasado a tener sus opciones, como todos los equipos que están implicados en el descenso, ya que arañan puntos en casi todas las ocasiones en las que se le permite. Por ello, tenemos que estar muy atentos y, sobre todo, mostrar el mismo nivel que en los dos partidos anteriores".

Así pues, todo está preparado para vivir un Domingo de Resurrección donde lo más importante es el poder saber si el equipo de La Isla da un golpe definitivo en la mesa y un paso de gigantes para cumplir con el objetivo propuesto, salvar la categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios