Demasiado premio para el Villarreal en Murcia

Un gol del argentino Guille Franco cuando se apuraban los últimos segundos del partido le dio la victoria al Villarreal en el campo del Murcia, resultado que supuso una excesiva recompensa para los méritos del equipo castellonense y un castigo demasiado severo para su rival. Con ese 0-1, el cuadro dirigido por el chileno Manuel Pellegrini se mantiene firme en puestos de Liga de Campeones, mientras que el de Lucas Alcaraz continúa en puesto de descenso a Segunda División. El primer tiempo, como es costumbre en Nueva Condomina, estuvo de más. Fue para olvidar. Ni juego colectivo, ni individualidades que destacar, ni nada de nada. Encuentro sin dominador claro y pocas ocasiones. En la reanudación, el cuadro castellonense mostró mayor afán ofensivo desde un principio y se adueñó del control del partido. Sin embargo, ese dominio fue efímero, pues, superada la hora de partido, los granas se sacudieron ese acoso y su entrenador quiso buscar el triunfo. Para ello echó mano de Regueiro y Rosinei en lugar de Jofre y De Lucas. Los minutos transcurrían sin que se estrenase el marcador. Pudo decantar la balanza del lado local el activo Goitom, pero la zaga amarilla desbarató el peligro seis minutos después. Cuando todo parecía abocado al 0-0 apareció Guille Franco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios