cádiz c.f.

Dani: "El gol es mi droga, me hace feliz"

  • El delantero vuelve a sonreír tras anotar dos tantos seguidos en Liga · Afirma sin tapujos que el objetivo es ascender

El domingo cantó su primer gol liguero en el Carranza y eso le ha dado la vida. Volvió a sonreír con el que anotó una semana antes en El Molinón, pero él estaba obsesionado con la idea de dar una alegría a esa afición que nunca le ha dado la espalda, ni siquiera en los muchos partidos en los que ha estado sin marcar. Ayer pasó el día en Sevilla, concretamente en su barrio de Triana, pero atendió a Diario de Cádiz para expresar cómo se siente después de hacer su segundo tanto y su impresión sobre las opciones que le ve al equipo en este momento.

"Tenía muchas ganas de marcar. Había tenido un par de ocasiones antes de hacer el gol y parecía que nunca iba a cantar un gol en el Carranza en un partido de Liga. Ahora ya veo la portería más grande, me ha dado mucha alegría", afirma el delantero. En ningún momento ha ocultado que no marcar le estaba suponiendo un estado semidepresivo del que, por fin, acaba de salir: "No puedo ocultar que vivo del gol. Gracias a eso soy futbolista y para eso me ha fichado el Cádiz. Tres meses sin marcar son muchos y eso me ha tenido muy mal anímicamente. Para mí el gol es como una droga y por eso ahora vuelvo a ser feliz. Mis compañeros lo saben y por eso me felicitaron tanto cuando marqué. No me puedo quejar del trato que estoy recibiendo, hay mucha buena gente en este vestuario".

Y tampoco puede quejarse del cariño que le está dando la afición amarilla, y eso que hasta hace bien poco no estaba respondiendo a lo mucho que se esperaba de él. "Soy el primero en reconocer que demasiado bien me trata la afición con lo que he ofrecido hasta el momento. El día del Numancia me quedé alucinado porque me dieron una ovación tremenda cuando entré y eso hay que agradecerlo. Espero poder darles muchas alegrías en lo que queda de campeonato".

Durante la semana no las tenía todas consigo sobre su titularidad porque "hasta el momento el entrenador no había contado mucho conmigo, pero por suerte me dio la confianza para ser titular y las cosas salieron bien. Yo nunca he buscado excusas para explicar por qué los delanteros no estábamos haciendo goles, pero es verdad que en los últimos partidos nos vemos más arropados por otros jugadores, hay un mínimo de cuatro cuando llegamos al área y eso lo notamos mucho. Hace algunas jornadas me podía pasar un partido entero corriendo de un lado a otro y no tirábamos ni a puerta".

Siempre sincero y vehemente, Dani reconoce que ayer no miró a cuántos puntos estaba el Cádiz de la zona de descenso. Su mirada se fue hacia arriba... "Yo no me planteo la pelea por el descenso. Yo miro la tabla y lo que veo es que estamos a nueve del ascenso, todavía con mucha Liga por delante. Creo que hay que ser optimistas porque estamos bien en defensa, hemos marcado cinco tantos en dos partidos y cuando hemos jugado contra los equipos que están arriba, ninguno ha sido mucho mejor que nosotros. La permanencia hay que pelearla y no está segura, claro, pero yo prefiero pensar en que vamos a pelear por el ascenso", asevera.

No cabe duda de que el partido del domingo, en Anoeta, es uno de los que más motiva a una plantilla como la cadista. Dani ha jugado en un par de ocasiones en San Sebastián en Primera y cree que puede ser un buen escenario para que el Cádiz prosiga con su escalada: "Es uno de los campos más importantes de Segunda y creo que nos puede venir bien porque es de dimensiones amplias, como El Molinón y podemos hacer daño al contragolpe. Es un partido donde podemos dar un salto importante para ponernos cerca de arriba, aunque será muy complicado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios