Cartas, 'play-station' y bromas de Capdevila

Juegos de cartas, play-station y paciencia ante las bromas de Joan Capdevila: ése es el cóctel de los futbolistas españoles para desconectar de la tediosa concentración en la Eurocopa.

En el hotel Milderer Hof de Neustift reina el buen ambiente del grupo, según destacan todos los jugadores, que ayer tuvieron día libre tras un breve entrenamiento matinal. Y esa es quizás una de las claves de que el equipo haya alcanzado ya los cuartos de final tras dos partidos y dos victorias. Pero eso no impide que entre entrenamiento y entrenamiento la vida 24 horas juntos sea aburrida. "La concentración es eterna y es tan tediosa que nos puede ir muy mal", justificó Luis Aragonés, el técnico, el día libre de que disponen los jugadores cada cuatro jornadas, después de los partidos, como ayer.

Y los jugadores dan la razón al técnico. ¿Cómo combatir el aburrimiento? "El tiempo que estamos más juntos es en las comidas, luego unos juegan a las cartas, a la play, vemos películas... Yo veo muchas pelis, veo la tele y mucha gente me llama, hablo mucho por teléfono y cuando termino son ya las once de la noche y me voy a acostar", cuenta el centrocampista Marcos Senna.

Entre play-station y teléfono móvil hay alguno incluso que lee, como Senna, según lo delata su compañero en el Villarreal y en la selección Santi Cazorla. "Marcos es un jugador que lee bastante y ve muchas películas. Cada persona es diferente, otros juegan a las cartas, otros a la play, no nos aburrimos mucho", dice el recién llegado, un debutante en un gran evento.

Uno de los que ayudan a combatir el tedio es Capdevila. "Después de cenar, vemos la tele, nos juntamos cinco o seis y charlamos de todo, nos reímos un poco", señaló el defensa del Villarreal, el animador del grupo.

"Capde es un fenómeno dentro y fuera del campo. Hace piña, siempre está de broma, cuando las cosas van bien o van mal. Siempre mira por el grupo", lo elogia Cazorla, que revela qué tipo de gracias realiza. "Las bromas que hace son tonterías, más que nada. '¿Por qué Marcos no come? Porque Marcos Senna (juego de palabras con cena)'. Te hacen reír y crean un ambiente positivo", relata Cazorla.

"No soy el más bromista", responde pudoroso el lateral. Cuando se le recuerda el chiste sobre Senna, admite entre risas: "Pensaré uno mejor para mañana".

Luego llega el día de descanso, en el que tienen libertad para hacer lo que quieran y desconectar. Pueden incluso ir a la discoteca, como Sergio Ramos el miércoles, descubierto por la prensa sueca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios