tenis abierto de miami

Carreño se apaga en las semifinales

  • El asturiano sucumbe a las puertas de su primera final de un Masters 1.000 ante un intratable Zverev

Carreño responde con el revés a dos manos al envío de Alexander Zverev. Carreño responde con el revés a dos manos al envío de Alexander Zverev.

Carreño responde con el revés a dos manos al envío de Alexander Zverev. / RHONA WISE / efe

El alemán Alexander Zverev disputa hoy la final del Masters 1.000 de Miami ante el estadounidense John Isner después de derrotar en las semifinales a Pablo Carreño, ante el que mostró su mejor tenis tras el tie-break del primer set y ganar el choque por 7-6(4) y 6-2.

Carreño fue de más a menos en un partido que podría haberle llevado a su primera final de un Masters 1.000. Aguantó mientras le duraron las fuerzas que le permitían llegar a todas las bolas e impacientar al cuarto cabeza de serie del torneo.

Y el alemán amenazó desde el inicio con dos bolas de rotura en la segunda manga del partido. Esta situación no afectó al gijonés, que se mostró muy sólido, tanto mental como tenísticamente, como pudo comprobar el sudafricano Kevin Anderson, quien le levantó dos bolas de partido en los cuartos de final, lo que no impidió que el español siguiera igual de concentrado hasta lograr la victoria.

Tras casi tres horas de partido ante Anderson y un 6-4, 5-7 y 7-6 (6), el 19º de la ATP no mostró signos de cansancio en el primer set y se convirtió en un muro que no podía derribar el alemán, que veía como su rival llegaba a todo y le venían de vuelta una y otra bola. En su primer partido frente a frente, y antes del que les podría enfrentar en abril en la eliminatoria de Copa Davis, Carreño dejó muy claro lo que le puede esperar a Zverev en la tierra batida.

Hasta el presente año Carreño no tenía buena recuerdo del torneo de Miami, al haber caído en primera ronda en sus cuatro anteriores participaciones. Por su parte, el de Hamburgo jugaba su tercera semifinal de un Masters 1.000, antesala de sus títulos en Roma y Montreal en 2017 y en Miami podría repetir secuencia, con permiso de Isner.

Después del encuentro, Carreño declaró que su rival había jugado todo el partido a una "intensidad muy alta" y que, aunque aguantó "bien en el primer set", incluso con oportunidades en el desempate, el partido quedó sellado en el segundo set.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios