liga santander

Canales da a la Real cierta tranquilidad

Illarramendi se lanza al césped para robarle el balón al italiano Pazzini. Illarramendi se lanza al césped para robarle el balón al italiano Pazzini.

Illarramendi se lanza al césped para robarle el balón al italiano Pazzini. / Juan Herrero / efe

La Real Sociedad disfrutará de varias jornadas de tranquilidad tras golear al Levante en un gran partido de Sergio Canales y deja en suspenso su crisis de resultados tras desarbolar a un flojo rival que tendrá que sufrir todavía en la lucha por la permanencia.

Anoeta acogía un partido al que la Real acudía llena de dudas y miedos, porque en la ida fueron goleados en el Ciutat de Valencia (3-0) y un resultado adverso metía de lleno a los vascos en la pelea por el descenso, además de que ahí podría acabar la prolífica etapa de Eusebio en San Sebastián. Los donostiarras, sin embargo, no necesitaron mucho tiempo para afianzar a Eusebio en su puesto y, de paso, ganarse el calor de los pocos aficionados que acudieron a Anoeta, que están necesitados también de que el equipo ofrezca estímulos positivos esta temporada. La primera acción de Imanol Agirretxe, titular dos años y dos meses después de su grave lesión de tobillo, fue en esa misma dirección. El delantero guipuzcoano trató de rematar un saque de esquina y fue trabado en el área, señalando Latre Santiago penalti. La máxima pena la ejecutó con precisión casi quirúrgica el capitán, Xabi Prieto, que sigue sin errar un penalti desde tiempos inmemoriales; un tanto que colocó en ventaja a su equipo antes de marcharse lesionado para ceder su puesto a Sergio Canales.

El público no las tenía, sin embargo, todas consigo, porque estos encuentros con su equipo dominador los ha visto muchas veces esta temporada y el resultado ha sido luego adverso, pero esta vez los anfitriones ofrecieron su mejor versión y el segundo gol no tardó en caer. Una acción por la banda derecha permitió a Canales hacerse con el balón y observar la llegada 30 metros más allá de Juanmi, al que le regaló un balón que el malagueño introdujo con maestría en el portería de Luna.

López Muñiz movió ficha en la segunda parte, buscando la profundidad de Roger, sorprendente presencia en el banquillo en el primer periodo, pero de poco le sirvió porque el Levante siguió plano y sin llegar con peligro a la meta de Rulli. La Real finiquitó el encuentro en el minuto 54 y lo consiguió por medio del hombre del partido, un Canales que se hizo con un balón en el área visitante, peinó y preparó el balón para rematar con dureza a la derecha de Oier.

No hubo más partido, la Real no quiso hacer más daño a un rival que era de los pocos que estaba peor que el propio conjunto vasco y que inquietó algo a Rulli, ya con el partido perdido, en los últimos minutos. Justa victoria para una Real que respira.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios